ABRAMOVICH GANÓ EL PLEITO MÁS CARO DEL MUNDO

En Londres el último día de verano se terminó el litigio judicial más grande de la historia en términos financieros.

El desafortunado oligarca ruso Boris Berezovsky demandó a otro oligarca ruso Roman Abramovich por una cuantía de 5.500 millones de dólares, alegando que este último le había obligado, a principios de 2000, a vender sus acciones de varias grandes empresas rusas por un precio inferior del precio del mercado.

Berezovsky ha perdido el caso. Con todo esto, ambas partes han gastado en abogados alrededor de 158 millones de dólares.

Abramovich tiene la intención de demandar el pago de las minutas a Berezovsky.