Acerca de las últimas tendencias en medicina preventiva y calidad de vida

Tatiana Bakúnina es graduada por la Universidad de Harvard, experta internacional en medicina preventiva y de terapias antienvejecimiento, fundadora y socia gerente de los centros europeos de medicina innovadora de Quale Vita. Nos hemos reunido con Tatiana en la nueva oficina de Quale Vita, ubicada cerca de la Casa Milà (La Pedrera), para hablar sobre las últimas tendencias en el campo de la medicina preventiva y descubrir las últimas novedades en salud y tratamientos de rejuvenecimiento.

Los centros Quale Vita operan en tres países europeos. ¿Por qué no en Rusia?

Al principio vivíamos en Europa y los niños estudiaban en una escuela local. Por ello no queríamos distraerlos y, además, desde aquí era más fácil estar al día de las innovaciones en el campo de la medicina. Es justamente aquí, donde explorando todas las tendencias modernas, descubrí la medicina preventiva y decidí dedicarme a ella. De hecho, esta tendencia se originó hace 50 años en forma de terapia de reemplazo hormonal, pero empezó a ganar popularidad hace tan solo 10 años. Por no hablar ya de Rusia, donde se empezó a hablar de la medicina preventiva hace tan solo un par de años. A día de hoy mi tarea consiste en, siendo una experta en el campo, representarla a los mercados interesados. Decidí empezar por Bélgica, donde se encuentra uno de los líderes mundiales en este campo, con el cual seguimos trabajando hasta la fecha; y en 2013 inauguré un centro en Barcelona, adonde me mudé con la familia. Aquí también colaboramos con varias clínicas e institutos punteros, lo cual nos permite ofrecer un servicio premium a nuestros pacientes procedentes de distintos países, tales como Rusia, Inglaterra y Emiratos Árabes, entre otros. La popularidad de nuestros centros está creciendo rápidamente, y por ello tomamos la decisión de abrir oficinas de representación en Kiev, Astana y Londres este año. Moscú también está en nuestros planes, pero no voy a revelar todos los secretos.

¿Qué opina de la medicina preventiva actual de Rusia, y por qué en Estados Unidos y Europa la actualidad es diferente?

La causa de todo son las hormonas, más bien la palabra en sí, la cual espantaba a los clientes rusos. Es ahora que la gente está más informada, pero anteriormente el término “terapia de reemplazo hormonal” sonaba como el título de una película de miedo. De este modo, los primeros clientes se convirtieron en los promotores de nuestro negocio. El boca a boca sigue siendo la herramienta más poderosa de promoción, especialmente entre los pacientes rusos, debido a la desconfianza hacia la medicina que se ha ido formando a lo largo de los años en Rusia. Teníamos que trabajar en estrecha colaboración con los medios de comunicación para llevar a los lectores la explicación científica de los beneficios de la medicina preventiva.

En cuanto al estado general del mercado, existe una gran diferencia en el sistema educativo médico entre los distintos países. Pondré un ejemplo: para empezar a tratar por primera vez a los pacientes, un médico en Europa debe formarse obligatoriamente durante 7 años y luego pasar el mismo período trabajando de asistente. El proceso de formación debe ser constante. Cada médico debe participar regularmente en distintos congresos, dirigidos a la mejora de la cualificación, y en Rusia hay muy pocos médicos de este nivel.

Foto: Quale Vita

Usted visita anualmente congresos especializados y se mantiene al día sobre las últimas novedades en el campo de la medicina preventiva. ¿Cuáles son las principales tendencias en un futuro próximo?

Se sigue desarrollando el segmento del diagnóstico y nuestro cuerpo se estudia como un mecanismo. A diferencia de un chequeo general común, el cual es tan solo un eslabón en la cadena, nosotros averiguamos para qué estamos programados genéticamente, cuál es el estado actual del cuerpo, cómo funciona el metabolismo durante el día, qué nos dice nuestro “segundo cerebro”, el intestino, así como nuestro estado psicológico y la forma de ver el mundo. Y es justamente en la interrelación de todos estos procesos que cada año descubrimos algo nuevo para mejorar la salud del cuerpo.

Por ejemplo, en el año 2003 los científicos decodificaron el genoma humano y esto fue un acontecimiento importante en la historia de la medicina preventiva. Pero el propio genoma solo nos da parte de la información sobre nuestros organismos. Lo que importa son sus vínculos con otros procesos. Cada año obtenemos más información, lo cual permite prever el futuro “destino médico” del paciente. ¡Ahora su destino está en sus propias manos!

Foto: Quale Vita

¿Qué métodos innovadores y tratamientos inusuales fueron presentados en los últimos congresos?

El último avance fue el descubrimiento de los telómeros, un descubrimiento con el que muchos en Moscú ya han hecho mucho dinero. Sin embargo, un equipo tan puntero cuesta mucho dinero y tampoco se puede conseguir fácilmente. Además, la sangre para el análisis debe ser fresca (no superar las 24 horas). Nuestro centro colabora con el único laboratorio de Madrid avalado por los científicos pioneros de dicho proceso. La esencia del fenómeno es que con cada división de célula el cromosoma se acorta, más concretamente su punta. Una vez que esta punta se borra la célula deja de dividirse, lo cual conduce a su muerte y, en consecuencia, el envejecimiento del cuerpo. Cuantos más cromosomas de punta larga haya mejor es la calidad de vida. Mediante las nuevas tecnologías se puede ralentizar el proceso de envejecimiento de las puntas o “reconstruir” los telómeros, gracias a lo cual se puede, por ejemplo, recuperar la visión o mejorar la estructura cutánea, aunque sinceramente yo no me apresuraría a sacar conclusiones acerca de esta panacea y esperaría un poco. Aún quedan muchas preguntas sin responder y todavía no se han estudiado todos los posibles efectos secundarios.

Tras el genoma humano se está intentando descifrar la genética del intestino, el cual tiene el mismo impacto sobre el estado de nuestro cuerpo que el cerebro. De hecho, se le llama el “segundo cerebro”. Primero hay que asegurarse de que el intestino está sano. Cualquier daño mecánico lo afectaría. Hay tanto partidarios del procedimiento de colonoterapia como aquellos que ofrecen métodos alternativos para la desintoxicación del intestino y se suele hablar constantemente de ambas opciones.

Lo que yo destacaría especialmente es el significativo avance en el estudio y uso de las células madre. En las clínicas modernas el trabajo con estas células está a la orden del día. Por ejemplo, el tratamiento de las cicatrices del infarto con las células madre. Asimismo, está adquiriendo impulso la “quimerización”, es cuando a un animal nacido sin un órgano determinado se le inyectan células madre humanas, las cuales permitirán que crezca el órgano del cuerpo que le falta al animal. Gracias a estos estudios se está desarrollando el campo de crianza de órganos artificiales o vasos sanguíneos. Sin embargo, todavía resulta difícil de predecir cuándo dicho tratamiento llegará a las masas, pero lo importante es que ya exista. Hace poco hemos ayudado a un paciente con problema de desgaste de menisco mediante inyecciones intra-articulares de células madre. Dicho tratamiento ya es posible en España.