Alta costura al estilo ruso

Resulta difícil decir quién y cuándo trajo el mundo de la moda a Rusia. Tal vez todo dio comienzo con Pedro el Grande, quien trató de construir un puente que uniera Rusia y Europa. Pero, sin duda alguna, tanto las reinas como la nobleza rusa siempre causaban admiración en las cortes europeas; Rusia dictaba las normas de la moda. Y la guerra y la revolución de principios del siglo XX no solo contribuyeron a la erradicación de la moda rusa, sino que también causaron el deterioro de su desarrollo. En ese mismo tiempo comenzó en Europa el auge del estilo ruso, causado por la masiva emigración de los rusos hacia el oeste. Ahora resulta difícil decir cuántas casas de moda se abrieron en Europa, pero tan solo en París hubo más de 20. Diseñadores como Coco Chanel, Worth, Lanvin o Poiret comenzaron a crear colecciones inspiradas en el estilo ruso, y las antiguas infantas rusas ejercieron de modelos. A lo largo del siglo XX casi todos los modistas más renombrados se inspiraron de alguna forma en el estilo ruso. Pero no es para sorprenderse; un país de gran historia, folclore distintivo y un alto nivel de desarrollo cultural es un campo perfecto para dejar volar la imaginación e inspirarse.

bellapotemkina1

El primer diseñador ruso en conquistar los corazones “occidentales” fue Slava Záitsev. En los años 70 del siglo pasado comenzaron a interesarse en sus colecciones, que tenían como base la temática del folclore ruso, modistas como Pierre Cardin y Marc Bohan de la casa Dior, y la prensa extranjera le consideraba el líder de la moda soviética. Desde ese momento, el estilo ruso y las prendas inspiradas en él comenzaron a aparecer regularmente en las colecciones de Dolce & Gabbana, Chanel, Dior, Versace y otras casas de alta costura. Con el paso del tiempo también otros diseñadores rusos comenzaron a obtener reconocimiento en el extranjero, y el estilo ‘a la russe’ ya lleva varios años estando de moda.

Slava_Zaitsev_fashion_show-1

Pero, ¿quiénes son esos modistas rusos?

En el año 1991, durante la Semana de la Moda de París, Valentín Yudashkin presentó la colección de ropa Fabergé, que causó furor, incluso uno de los vestidos fue donado al Museo del Louvre. El diseñador se inspira en la vestimenta tradicional rusa, adaptando sus prendas al estilo moderno. Yudashkin es un devoto del estilo refinado, y muchas de sus colecciones elogian la cultura, la pintura, el ballet y la historia rusa.

yudashkin

Helen Yarmak es la primera modista rusa en recibir el prestigioso premio International Fashion Designer of the Year. La casa de moda de Helen Yarmak lanza lujosas colecciones de piel, joyería, bolsos y clutches. El pilar de sus colecciones es el estilo ruso, y entre los clientes de Helen Yarmak se encuentran Jennifer López, Kate Hudson, Jim Carrey, Melanie Griffith y otras estrellas de Hollywood. Además, la compañía estadounidense CBS proclamó a Helen embajadora de la moda rusa.

Helen-Yarmak_main

En 2006 aparece en Rusia la marca Vika Gazinskaya, cuyas colecciones conquistaron inmediatamente los corazones de los presentadores y las celebridades rusas, y más tarde también los de las celebridades internacionales como Solange Knowles, Anna Dello Russo y la estilista Giovanna Battaglia. Los tejidos favoritos de Vika son la seda, la cachemira y el algodón, y sus colecciones son asombrosamente delicadas.

Vika Gazinskaya

En el año 2011 en Moscú se lanza la renombrada marca Ulyana Sergeenko. Las primeras colecciones de Ulyana tuvieron una excelente valoración por parte de los críticos y bloggers de moda. Durante la Semana de la Moda de París también las celebridades internacionales tuvieron la oportunidad de apreciar la calidad de sus prendas. Desde entonces la diseñadora se ha convertido en una participante imprescindible de las pasarelas de moda, y su ropa se encuentra en armarios como los de Natalia Vodiánova, Dita Von Teese, Lady Gaga o Anna Dello Russo, y se han convertido en protagonistas de las sesiones fotográficas de prestigiosas revistas. Las prendas de Sergeenko tienen un característico estilo ruso. Delicados vestidos midi de estampado floral, gorros con orejeras, guantes y bufandas, además de pañuelos de estilo Khokhloma; la temática rusa otorga un brillo especial a prácticamente todas sus colecciones.

Ulyana Sergeenko

También merece una atención especial la marca A La Russe de Anastasia Romantsova. La diseñadora ha hecho una apuesta por los llamados “vestidos de la abuela”, con encaje, largos hasta el suelo y con un toque de aristocracia rusa. En una entrevista Romantsova declaró: “El concepto de A La Russe es mi respuesta a la pregunta sobre qué aspecto tendría la aristocracia rusa si la Revolución Rusa del año 1917 no hubiera tenido lugar”.

a la russe

Parece ser que llega la era de los diseñadores de Rusia, y que el país va recuperando paulatinamente su legítimo puesto en la industria de la moda internacional.

 Texto: Irina Stupchenko