Casa de Rusia en Barcelona

Hace un par de meses en Barcelona comenzó a funcionar a toda marcha la fundación benéfica de la Casa de Rusia en Barcelona. El objetivo de la fundación es la contribución activa al desarrollo de la colaboración económica, comercial, cultural y educativa entre Rusia y España, con el apoyo de las estructuras gubernamentales de ambos países. Nos hemos encontrado con la directora general de la fundación Lia Lúchnikova para hablar sobre los objetivos principales, los proyectos realizados y concebidos, así como sobre los próximos proyectos de la Casa de Rusia en Barcelona.

Cada de Rusia en Barcelona

Por favor, ¿cuéntenos cómo y cuándo se creó la fundación benéfica de la Casa de Rusia en Barcelona?

En el año 2010, distintas personalidades, estadistas y grandes empresas rusas decidieron crear esta fundación. En marzo de 2011 la Casa de Rusia en Barcelona fue registrada en el registro catalán de las organizaciones benéficas. El 19 de octubre de 2011 se celebró la inauguración de la fundación. Los copresidentes de la inauguración fueron: el primer vicepresidente de la Duma estatal de la asamblea federal de la Federación Rusa, el señor A. D. Zhúkov, y el en aquel entonces alcalde de Barcelona, Xavier Trias.

¿Por qué se decidió inaugurar la fundación en Barcelona?

En nuestra opinión Barcelona es la ciudad más emblemática y con mayor afluencia de rusos, y Cataluña, a su vez, una de las provincias más ricas e interesantes de España. Con una costa mediterránea increíblemente hermosa. Además, aquí residen muchos de nuestros compatriotas. Así que decidimos crear la fundación en Barcelona y no en Madrid.

Háblenos un poco sobre el edificio en el que tiene su sede la fundación.

Casa de RusiaAl principio de nuestro proyecto, de la dirección de la fundación se encargaba el señor Ígor Serguéyevich Ivanov. Él era el responsable de las negociaciones con el ayuntamiento para el arrendamiento de un edificio para nuestro propósito. El ayuntamiento nos ofreció varios edificios a valorar, más adelante llegó una delegación de Moscú y se decantó por el Palacio del Marqués de Alfarrás. El edificio fue construido en el año 1774 y diseñado por el reconocido arquitecto italiano de la segunda mitad del siglo XVIII Domenico Bagutti, también conocido por su proyecto del Parque del Laberinto de Horta, el más antiguo de la ciudad.

El palacio se encuentra bajo la protección del Gobierno, lo cual nos ocasionó algunas dificultades en nuestra misión. Cuando visitamos las instalaciones del palacio por primera vez decidimos que haría falta quitarlo todo, limpiarlo y solo entonces podríamos ponernos manos a la obra. Pero no resultó ser tan fácil. España es un país de leyes muy estrictas en cuanto a las cesiones de derechos para el uso de edificios con fines comunitarios. Resultó ser que el edificio no era apto para su uso. Hemos tardado más de tres años en acabar los trabajos de rehabilitación del edificio: creamos un nuevo proyecto, cambiamos todo el entramado de ingeniería y preparamos los espacios expositivos. Una cosa llevó a la otra. He aquí que literalmente hace tan solo unos meses recibimos la licencia para poder llevar a cabo nuestros proyectos comunitarios y empezar a ejecutar nuestros planes.

Durante estos años que se han realizado trabajos de rehabilitación, ¿han organizado algún tipo de evento con el apoyo de la fundación?

A pesar de los pormenores surgidos, hemos estado trabajando activamente y hemos apoyado varios festivales benéficos españoles, como por ejemplo el de  Salamanca y el de Tarragona. En Barcelona celebramos una exposición del ámbar de Kaliningrado, organizamos dos importantes conferencia financieras, a las que asistieron representantes y ejecutivos del sector financiero de Rusia y algunos países europeos. Además, nos encargamos de traer a los solistas del Teatro Mariinski al Teatro del Liceo. Fue un concierto absolutamente impresionante, que llegó a llenar toda la sala…

¿Qué proyectos está llevando la fundación actualmente? ¿Qué tipo de eventos encaminados al acercamiento a la cultura y el arte ruso tienen pensado realizar?

En este momento comenzamos a trabajar activamente: inauguramos cursos de ruso. En colaboración con la fundación Russkiy Mir (mundo ruso) hemos equipado el aula para las clases acorde con las últimas tecnologías: ordenadores, tablets y dos pizarras interactivas. Además, ofrecemos la posibilidad de enseñar a los estudiantes online. Nuestro objetivo es emplear lo más novedoso en tecnologías para la enseñanza.

Uno de los principales objetivos de la fundación es promover la cultura rusa. Tenemos pensado llevar a cabo distintos cursos que pueden interesar tanto a nuestros compatriotas como a españoles: la historia de Rusia, el idioma ruso y las bellas artes. Este curso lo impartiremos conjuntamente con la Galería Tretiakov, que nos estará apoyando tanto desde el punto de vista informativo como científico. Quizás también haremos seminarios y cursos retransmitidos desde Rusia.

Asimismo, tenemos firmado un acuerdo con la Biblioteca presidencial Borís Yeltsin. Juntamente con la biblioteca estamos en plena creación de un proyecto singular en Barcelona: aquí no solo se podrá acceder a la literatura científica, sino también a una vasta base de conocimientos, vídeos y archivos. La Biblioteca presidencial Borís Yeltsin no solo archiva sus datos, sino también los de otras bibliotecas y museos. Para aquellos que estén llevando a cabo investigaciones o trabajos científicos, les ofrecemos una oportunidad única para no tener que desplazarse a Rusia, sino trabajar con nosotros.

Ha dicho que durante los trabajos de rehabilitación se han creado salones de exposición. ¿Eso significa que dentro de las instalaciones del edificio de la fundación se expondrán muestras?

Desde luego. Ya en diciembre de 2015, por ejemplo, se celebró la exposición ‘Paisajes de Rusia’ de la fotógrafa Ekaterina Dyuzhikova. Y en el marco del año dual de la lengua y literatura española en Rusia y de la lengua y literatura rusa en España, del día 22 de diciembre al 24 de enero tuvo lugar la exposición ‘Imágenes de las palabras. Texto y fuentes en el arte de la vanguardia rusa’, organizada por el museo y centro estatal de exposiciones ROSIZO. En los últimos diez años, esta institución cultural ha participado en más de 350 proyectos en Rusia y el mundo entero. Nosotros también tenemos muchos planes con ROSIZO para la realización de eventos y exposiciones.

DCA_5953

En total, existe un gran número de organizaciones que desean mostrar su creatividad en nuestro espacio; como, por ejemplo, las oficinas de representación de distintas regiones de Rusia. Sinceramente, considero que esto podría resultar en una experiencia muy interesante para los habitantes de Barcelona y Cataluña, ya que dudo de que alguno de estos ciudadanos jamás haya tenido la oportunidad de conocer las culturas de Janty-Mansisk, Ural o Perm. Y es una pena, puesto que se trata de lugares singulares con una herencia étnica y cultural muy particular.

Nuestra intención es convertir la Casa de Rusia en Barcelona en un verdadero hogar para las regiones de nuestro país, para que gracias a nosotros entre España, Barcelona y las distintas regiones de Rusia se puedan entablar estrechas relaciones culturales y empresariales.

DCA_7344

¿Podría explicarnos detalladamente a qué tipo de público van dirigidos los proyectos de la fundación?

En realidad, nos gustaría que la Casa de Rusia se convierta en sentido literal en la casa de nuestros compatriotas y los españoles que están interesados en la cultura rusa. Por otra parte, como mencioné anteriormente, tenemos planeado realizar encuentros y veladas creativas e invitar a personajes reconocidos de Rusia: escritores y artistas que hablen sobre sus trabajos. Ya disponemos de este tipo de acuerdos. Anhelamos realizar este programa juntamente con la gran fundación benéfica rusa Linia Zhizni (la línea de la vida). Ellos ya se encargan de algo similar en Londres, aunque la verdad es que este tipo de veladas no serán gratuitas, al menos provisionalmente. Todas las contribuciones irán destinadas al tratamiento de niños con enfermedades.

Por cierto, me gustaría mencionar que también planeamos llevar a cabo actividades para los más pequeños. Como por ejemplo, clases de teatro o danza. Ya se está trabajando en este proyecto y espero que podamos lanzarlo próximamente.

Entonces, ¿resulta que en cierta medida la Casa de Rusia en Barcelona es un centro cultural con distintos tipos de actividades y talleres creativos para niños?

¿Y por qué no? Se trata de la casa de la cultura rusa, aunque para corresponder a este sobrenombre debemos realizar eventos de un cierto nivel. Por supuesto, hasta se puede jugar a las muñecas (risas). También podemos crear unas clases magistrales decentes para niños y familiarizarlos con el arte y el teatro ruso. Tenemos muchas ideas, de momento queremos empezar por la escuela literaria de cuentos rusos. Después de todo, en las escuelas españolas no tienen este tipo de programas. ¿Se acuerda, por ejemplo, del cuento de ‘El pescador y el pez dorado’? Se puede simplemente leerlo, o también se puede montar una representación teatral, hacer que los niños participen, hablarles del autor. Hacer todo lo posible para que los niños les pidan a sus padres volver a leerles ese cuento.

Es decir, ¿se llevarán a cabo tres tipos de eventos: para niños, ciudadanos rusos y otros dirigidos a todo tipo de público?

Es posible que así sea. Después de todo, lo que les pueda parecer interesante a los españoles, puede resultar menos interesante para nuestros compatriotas, porque puede que ya sepan mucho sobre el tema. Aunque, por supuesto no habrá un límite estricto. Además, a la hora de planificar nuestras actividades, tendremos en cuenta los intereses mostrados por los españoles, los rusos y el público mixto.

Hablemos de escuelas, ¿en su opinión, cuál es el papel que desempeñan las escuelas rusas en el extranjero?

La escuela rusa es una avanzadilla de todo ruso que reside en el extranjero. Después de todo, en la escuela rusa no solo estudian alumnos rusos, sino también extranjeros que absorben el espíritu ruso a una edad muy temprana. La escuela rusa tiene un gran valor y es un medio importante de promoción de la cultura y todo lo relacionado con Rusia.

Sin embargo, me refiero más bien a la escuela en el formato de «día festivo», puesto que resulta complicado hablar de la escuela rusa en pleno derecho. Se deben cumplir ciertas condiciones para poder organizar una escuela de educación primaria y secundaria; es una tarea de nivel gubernamental.

¿Ha afectado de alguna manera la situación geopolítica actual en la labor de la fundación? ¿Cómo ve el futuro de la Casa de Rusia en Barcelona?

Me gustaría señalar que aún no hemos logrado el desarrollo de una actividad constante dentro en la función de la Casa de Rusia. Tampoco puedo decir que algo haya afectado a nuestros planes, ni que nosotros, por ejemplo, hayamos invitado a alguien y ese alguien haya rechazado nuestra invitación.

En cuanto a nuestros planes, puedo hablar de ellos durante mucho tiempo. Pero tampoco querría hablar de algo que aún esté lejos de ser realizado. Todos esperábamos con impaciencia la inauguración de la Casa de Rusia. Sin embargo, debo señalar que anteriormente también se han llevado a cabo eventos, aunque no en el edificio de la fundación. Y ahora, sin lugar a dudas, queremos hacerlo todo en las instalaciones de la Casa de Rusia, y convertirlo en un espacio lúdico donde se pueda venir, asesorarse en algún tema, relajarse, aprender algo nuevo e interesante sobre Rusia o simplemente pasar un agradable rato charlando.

logo (3)

 

Josep Anselm Clavé, 31
08002, Barcelona
www.casarusiabarcelona.com