Castell d’Encus, en busca del vino perfecto

NicoFoto-e1401754035308En Talarn, un pequeño pueblo de Lérida, Raül Bobet y su equipo han creado uno de los proyectos más completos y sobresalientes de cuantos existen actualmente en Cataluña. Hay que remarcar que este joven proyecto (data de 2001) no se instaló en los Pirineos por casualidad, sino en previsión de lo que puede acontecer en un futuro no muy lejano en las viñas catalanas, en concreto, para poder mitigar los previsibles efectos adversos que el cambio climático supondrá en las zonas “clásicas” de viñedos de Cataluña.

Desde hace ya varias añadas sus muy conocidos vinos orgánicos de montaña (la viña se encuentra entre 850 y 1.000 metros de altitud) despuntan entre los mejores de todas las listas y clasificaciones, no sólo de Cataluña sino también de España. Todo ello se debe a la indudable y tremenda sabiduría vinícola de Raül, quién ciertamente es un erudito en la materia, me es imposible resumir su carrera en este artículo, sólo diré que próximamente hablaremos de su otro gran proyecto, este otro en el Priorat, Ferrer Bobet.

Castell d’Encus produce 3 grandiosos vinos tintos (Acusp, Quest y Thalarn) y 2 sensacionales vinos blancos (Ekam y Taleia). Estos vinos, absolutamente extraordinarios por su imbatible relación calidad precio, son esperados con ansia por parte de los aficionados más entendidos, lo que provoca que en muchos casos se agoten tan pronto aparece una nueva añada, así que mi recomendación es que no dejéis escapar ninguna botella que podáis encontrar.

Es necesario recalcar la rareza de algunos de sus procesos de vinificación, únicos y exclusivos de esta bodega en algunos casos, como es la “fermentación en piedra”, un proceso de fermentación en unos antiguos depósitos de piedra excavados en el siglo XII por los monjes Hospitalers.

Pero si de algo pueden presumir Raül y su equipo es de las “otras” joyas que su vanguardista bodega esconde como son Taïka, un blanc de noirs espumoso elaborado de forma ancestral a base de Pinot Noir, Semillon y ¡un poco de Riesling! (una total y absoluta rareza de la que sólo se producen 600 botellas más buscadas que un autógrafo de Lionel Messi), Majjan, un blanco dulce de vendimia tardía (sólo 200 botellas al año) y Ekam Essencia, otro blanco, en este caso semidulce y con una crianza de nada menos que 36 meses (sólo 400 botellas al año de este súper Riesling). En el caso de estos vinos si os digo que si por alguna broma del destino veis una botella, no lo dudéis un segundo, ¡compradla!.

En resumen, a 1.000 metros de altitud, en los Pirineos Catalanes, hay un grupo de apasionados en busca del vino perfecto. Yo diría que lo han encontrado.

www.encuscat.weebly.com

 

Castell _Encus

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA