CENTRO MÉDICO RUSO EN BARCELONA

CENTRO MÉDICO RUSO EN BARCELONAGinecóloga, fundadora del centro médico que lleva su nombre, Olga Urakova, nació en una cuidad rusa llamada Izhevsk. Después de acabar sus estudios en la Academia de Medicina de Izhevsk, trabajó durante muchos años como ginecóloga y terapeuta, y también fue profesora en el Colegio Médico de Izhevsk. Actualmente Olga dirige su propio centro médico en Barcelona. Años de experiencia, su profesionalidad y honradez traen a su centro cada vez más pacientes.

– Olga, cuéntenos un poco sobre su carrera profesional.

– Me gradué en la Academia de Medicina de Izhevsk, durante ocho años trabajé en mi especialidad, ginecología, y después de médico de cabecera, combinando el trabajo con la docencia en el Colegio Médico de Izhevsk. Dos años después de mi llegada a España tuve la suerte de validar mi diploma y, al fin y al cabo, pude empezar a trabajar en mi especialidad, y posteriormente decidí abrir mi centro médico.

– ¿A qué se dedica ahora?

– De lunes a viernes trabajo como terapeuta en un hospital. El sábado recibo pacientes en mi centro médico como ginecóloga.

– ¿Por qué ha decidido abrir su propio centro en Barcelona?

– Durante estos años de mi residencia en España he acumulado una gran cantidad de pacientes habituales. De ahí surgió tal necesidad. Decidí alquilar un piso con varios despachos y abrir mi centro médico.

– ¿Qué podéis ofrecer a vuestros pacientes?

– En nuestro centro le atienden psicoterapeuta, terapeuta, dermatólogo, pediatra y masajista. Ofrecemos diagnósticos asistidos por ordenador y llevamos a cabo diferentes análisis, proporcionamos certificados médicos, ponemos un goteros médicos, eliminamos la intoxicación por alcohol. Todos nuestros pacientes están contentos por haber contactado con nosotros.

– ¿A qué médico sus pacientes recurren más a menudo?

– Por supuesto, al ginecólogo. Porque en España con respecto a lo que se trata de medicina gratuita, el ginecólogo solo le revisa una vez en cinco años, lo que a menudo conduce a complicaciones graves.

– ¿Qué consejo daría a los rusos médicos de profesión que decidieron instalarse en España?

– Que nunca se rindan, que vayan hasta el final, a pesar de todas las dificultades, que cumplan con una enorme conciencia y profesionalismo en su trabajo y ya verán como todos lo saben apreciar.