Eau Sauvage de Christian Dior, la seducción al estilo masculino

El lanzamiento del perfume masculino Sauvage en el año 1966, de marcados acordes florales, produjo una auténtica revolución en la industria de la perfumería. Era la primera vez que el acorde floral del hedione se presentaba en una fragancia masculina, haciendo que esa apuesta tan osada se convirtiera en la tarjeta de visita de la perfumería masculina de Dior.

De esta forma Eau Sauvage de Christian Dior se convirtió en la primera fragancia para hombres entre una gran variedad de perfumes femeninos delicados y apasionados de Dior. El autor de la nueva composición fue el talentoso perfumista Edmond Roudnitska, quien a través de su creación anhelaba rendir homenaje al creador de la casa de moda Christian Dior. El diseñador falleció en el año 1957. Pero ni durante su vida ni tampoco después de su muerte, hasta el año 1966, Dior jamás había lanzado una fragancia masculina. En memoria al gran modista, Edmond Roudnitska utilizó únicamente los aromas preferidos de Dior: limón, hedione y chipre.

En una época en la que la perfumería seguía siendo un segmento reservado exclusivamente para las mujeres, este perfume abrió las puertas a los hombres al mundo del arte de la seducción. La idea del creador de Sauvage (salvaje o desenfrenado, en español) era encarnar la imagen de la juventud rebelde que persigue su verdad, la pasión primitiva y el salvajismo de un hombre real.

Con motivo de su primera fragancia masculina la casa Dior decidió crear un frasco discreto pero a la vez contundente. La tarea de creación de ideas para el frasco fue encargada a uno de los diseñadores más famosos del mundo perfumero: Pierre Dinand.

El frasco, diseñado por Pierre Camin en el año 1966, vislumbra el aspecto de una petaca, un accesorio típicamente masculino; la tapa del mismo tiene forma de dedal del señor Dior, y las curvas del cristal se asemejan a los pliegues ondulados de los tejidos.

En 1966 comienza el rodaje de la película ‘Los aventureros’, con el actor francés Alain Delon como protagonista. En Dior sabían que el rostro de la fragancia debía ser un actor carismático e impávido.

En el anuncio Alain Delon irrumpía en la pantalla con la canción Black Strobe sonando de fondo. El vídeo en blanco y negro, montado a partir de escenas de la película ‘Los aventureros’, al igual que la fragancia mostraban al comprador la oculta fuerza masculina que no precisa de ningún otro color distrayente.

En los años 1970 fueron lanzadas las campañas publicitarias con ilustraciones de René Gruau: hombre apoyado sobre una barandilla, idea sacada de la famosa fotografía de Dominique Issermann, el extraordinario Corto Maltés, personaje homónimo de la serie de novelas gráficas de Hugo Pratt que irradian la masculinidad de los retratos de Alain Delon…, todos reunidos por Eau Sauvage, que envuelven a cada hombre con un aura sensual.

Así la revolución de ayer se convirtió en el clásico de la actualidad. En 2011 a la composición de Eau Sauvage se le unió el acorde de bergamota de San Carlo, agregando a la fragancia una frescura seductora. Y en el año 2012 el perfumista en jefe de la casa Dior, François Demachy, lanza Eau Sauvage Parfum, un nuevo hito en la historia de la sensualidad masculina. Esta nueva composición representa una fragancia nocturna que hace especial hincapié en los acordes cítricos, amaderados y ámbar.

En 2016, en honor al aniversario de la fragancia, sale a la venta Eau Sauvage Cologne. En ella Demachy cambió casi por completo todos los acordes superiores y las del corazón, haciendo la colonia por una parte más fresca y por otra, gracias a los cítricos y a hedione, más amaderada por medio de la pimienta rosa.

Lo más curiosos es que la casa de moda tomó la decisión de no crear ninguna campaña publicitaria para la nueva fragancia, sino que optó por reutilizar la misma película en blanco y negro del año 1966. Y es que el impávido Alain Delon y la sensual Eau Sauvage siempre serán actuales.