El mercado de Sant Antoni

El mercado de Sant AntoniLa Boquería, con su multitud de colores y aromas, y su gran variedad de productos, es uno de los lugares más emblemáticos de Barcelona. ¿Y ahora podéis imaginar que muy pronto habrá “la segunda Boquería”? Sería fenomenal, y eso conllevaría un doble placer estético para los gourmet y aquellos que saben apreciar lo bello.

Pues, ya no es una fantasía sino realidad. El mercado de Sant Antoni, tras casi una década cerrado y seis de reforma, entra en la fase final de sus obras, y según los cálculos provisionales, tiene que abrir puertas en el próximo mayo. Habrá 52 paradas de fresco, 105 paradas no alimentarias, 78 para los libreros del mercado dominical, 3 bares, y 4 puestos han solicitado aprobación para poder ofrecer degustaciones.

SANT-ANTONI-MERCAT“Estamos muy ilusionados, Sant Antoni será un referente, marcará una etapa en Barcelona, y lucharemos para que sea un punto de encuentro de barrio, de ciudad y europeo”, dice Maria Mesclans, la presidenta del mercado de Alimentación.

Las obras fueron paradas debido al descubrimiento subterráneo durante la excavación de la estructura de defensa de Barcelona, levantada en el siglo XVII.

Ha sido un proceso de reforma con dificultades y obstáculos surgiendo en su camino, pero finalmente Barcelona y sus ciudadanos podrán disfrutar de todos los beneficios que el mercado de Sant Antoni les ofrecerá. A parte de ser un gran almacén con una variedad de servicios, es también “un espacio cultural, una obra de Rovira i Trias”, según los arquitectos Ravellat-Ribas. Su magnífico exterior, que tiene un indiscutible valor arquitectónico, convertirá el mercado en una atracción turística más, y en un lugar favorito de los propios ciudadanos.

El recurso de noticia