EL resplandor diamantino de Rusia

Cada año en Rusia se extraen 36 millones de quilates de diamantes. Según el total de las reservas estimadas de estas joyas, Rusia ocupa el primer puesto del ranking mundial, y si hablamos en términos monetarios de extracción —5 mil millones de dólares—, el país ocupa el segundo lugar después de Botsuana, Sudáfrica. Esta vez Revista Rusa se ha interesado en los yacimientos de diamantes de Rusia.

Beautiful shining crystal (diamond) in the tweezers, isolated

 

 

DESDE LAS PROFUNDIDADES DE LAS MINAS SIBERIANAS

Si para todo el mundo la historia de los diamantes comienza en el siglo V-IV a. C., con el descubrimiento de esta joya en India; se puede decir que la historia de los diamantes rusos acaba de empezar. El primer diamante de Rusia fue encontrado en la mina de oro del conde Polier en los Urales, en el año 1829, por un campesino ruso llamado Pável, quien gracias a su hallazgo de medio quilate obtuvo la libertad. Cabe destacar que a lo largo de los 28 años siguientes de búsquedas intensivas en los Urales, solamente se han encontrado 131 diamantes, con un peso total de 60 quilates. En total, hasta el año 1917, en distintas regiones de los Urales y Siberia en el lavado de la arena aurífera se han encontrado solamente 250 diamantes, casi todos ellos raros en cuanto a su belleza y transparencia. El más grande pesaba 25 quilates. Las pepitas de más de 15 quilates se encontraban escasamente, y las gemas de más de 50 quilates eran todo una rareza. De modo que el Gobierno ruso los compraba y almacenaba en el Fondo de Diamantes del Kremlin.

diamond_rough

LOS DIAMANTES DEL PAÍS DE LOS SOVIETS

Durante los primeros años del régimen soviético los diamantes no eran lo primordial. Su búsqueda a gran escala comenzó en el año 1937. Los soviéticos buscaban diamantes en los Urales y en Siberia de forma exhaustiva y durante muchos años, en su búsqueda se gastaban enormes cantidades de dinero, y cada año se cavaban miles de pozos y se lavaban miles de metros cúbicos de arena. En 1954 llegó el momento esperado: se descubría un tubo de kimberlita en Yakutia, el primero del mundo que no se encontraba en Sudáfrica (este tubo fue hallado por primera vez en la ciudad sudafricana de Kimberley, de ahí viene el nombre). El siguiente en encontrarse fue el tubo “Paz”, un hecho simbólico, puesto que se halló después de la Segunda Guerra Mundial. Entonces los geólogos enviaron a Moscú un telegrama cifrado “Hemos encendido la pipa de la paz. El tabaco es excelente”. Este tipo de descubrimientos dieron el comienzo a la búsqueda industrial de diamantes en la URSS. Hoy en día, en Rusia, la mayor parte de los diamantes proviene de la República de Sajá (Yakutia). Y los grandes depósitos de estas piedras preciosas se encuentran en óblast de Perm y en óblast de Arcángel.

1cuttingpolish

HISTORIA RECIENTE

Hasta la fecha en Rusia se han encontrado cerca de 1.500 tubos de kimberlita. La empresa rusa ALROSA, la cual extrae el 99 % de los diamantes de la Federación Rusa y más de una cuarta parte del mundo (36 millones de quilates), es la encargada de los trabajos de explotación de los yacimientos. El nombre ALROSA es el acrónimo de “Diamantes de Rusia y Sajá” en ruso. La sede de la empresa de excavaciones de diamantes más grande de Rusia se encuentra en la ciudad de Mirni. A finales del año pasado, el presidente de la corporación ALROSA, Fiódor Andréiev, informó al presidente ruso Vladímir Putin que para el año 2020 la empresa planea alcanzar una cifra de extracción de 40 millones de quilates.

En los años 70 del siglo pasado en Siberia fue hallado el yacimiento de Popigai, cuyas reservas se estima que tienen billones de quilates, eso son miles de veces más que en los depósitos explorados de Yakutia (tan solo 1 billón de quilates ya es cientos de veces más de lo que se calcula en todo el mundo). Además, los diamantes que se extrajeron de allí son dos veces más duros que los comunes, no hay otros como estos en todo el mundo. Puede que el secreto radica en que Popigai es un cráter de meteorito. Su diámetro es de unos 100 km. Debido a su tamaño, la UNESCO lo ha designado como Geoparque, un lugar especial del patrimonio geológico. Al principio las autoridades decidieron mantener en secreto el descubrimiento, pero en el año 2012 el misterio fue revelado. Estos “nuevos” diamantes se llamaron de impacto, y eso se debe a su origen, puesto que es el resultado del impacto de un gigante cuerpo celeste con la Tierra, explicándose así la singularidad del yacimiento. Según los científicos, sus depósitos podrán ser explotados a lo largo de 3 mil años.

mir

 

EN DATOS

Para obtener un quilate de diamantes, se necesita extraer y procesar entre 3 y 15 toneladas de rocas. En el mundo, a lo largo de un año, se extraen aproximadamente 150 millones de quilates de diamantes en bruto, 36 millones de los cuales en Rusia.

Diamond_Polisher

 

DATO CURIOSO

El diamante más grande del mundo era el Cullinan (conocido como Estrella del Sur) tenía un tamaño de 3.106,75 quilates y un peso de 621 gramos. Utilizamos el tiempo pasado porque el diamante tenía grietas, por ello fue imposible hacer de él un diamante gigante. De su tallado se había encargado el mejor maestro orfebre de Europa, Joseph Asscher, quien fue capaz de dividir la gema siguiendo sus grietas y tallar 9 diamantes (el mayor de los cuales es de 530,2 quilates, y el más pequeño de 4,4 quilates).

Kuliinan

 

Cinco de los diamantes más grandes de Rusia

  1. “XXVI Congreso del PCUS”. 342,57 quilates, año 1980.
  2. “Aleksandr Pushkin”. 320,65 quilates, año 1989.
  3. “El creador”. 298,48 quilates, año 2004.
    4. “Rusia libre”. 241,88 quilates, año 1991. Fue el regalo de los trabajadores de Yakutia al primer presidente de Rusia, Borís Yeltsin.
  4. “La estrella de Yakutia”. 232,1 quilates, año 1974.

rough_diamond

 

EL MUSEO MÁS RICO DE RUSIA

No muchos de los museos de Moscú pueden presumir de semejante admiración e interés como el que provoca el Fondo de Diamantes del Kremlin, el cual se considerado el museo más rico de Rusia. El fondo fue creado por Pedro I como un depósito para los distintivos del Estado, las insignias imperiales y las joyas ceremoniales. La colección se completaba durante el reinado de la dinastía Romanov y en la época soviética. El tesoro más preciado de este depósito es la Gran Corona Imperial, la más cara del mundo, que perteneció a Catalina II. Está decorada por cerca de 5.000 diamantes con un peso de 2.858 quilates y 75 perlas.

corona_03

Asimismo, el Fondo de Diamantes también presenta otras reliquias históricas: símbolos del poder real como el orbe y el cetro, diademas reales, gemas raras y joyas de los siglos XVI-XIX. En el Fondo de Diamantes se guarda también el legendario diamante “Graf Orlov”, se trata del diamante más valioso y conocido de la colección “Siete Grandes Piedras”. Su forma y tamaño recuerdan a la mitad de un huevo de gallina. La joya, de 189,62 quilates, adorna el cetro imperial de oro de Catalina la Grande. Allí también se encuentra el diamante Shah de 88,7 quilates, uno de los diamantes indios más antiguos, el famoso zafiro azul de Ceilán de 258,18 quilates, la mayor pepita de oro encontrada en Rusia (36 kg), y el diamante completamente plano de 25 quilates, también llamado “piedra retrato”, que adorna una pulsera de oro hecha en estilo neogótico en el siglo XIX.

En esta extensa colección de piedras preciosas, la esmeralda ocupa un lugar privilegiado, una gema igual de preciosa que el diamante, y hoy en día además cada vez más rara de encontrar. Y en cuanto a las esmeraldas y gemas soviéticas de primera clase —rubíes, zafiros y alexandritas—, les tenemos reservado otro escaparate.