Femme Rochas: Oda a la mujer

¿Cuál es la esencia de una auténtica dama? La respuesta a esta pregunta fue hallada por la casa de perfumes Rochas, que creó en los años 40 del siglo pasado la legendaria fragancia que hasta el día de hoy continúa agitando los corazones de los hombres. Su nombre es Femme («Mujer»).

femme

El fundador de la casa Rochas, Marcel Rochas, en su búsqueda de la fragancia perfecta, decía: «¡Debemos notar la presencia de una mujer por el delicado aroma de su perfume incluso antes de verla!». La fragancia Femme fue la cuarta creación de la casa Rochas, pero su primer éxito comercial. Fue formulada durante la guerra, cuando para muchos el lujo eran la leche y el azúcar. A nadie parecía importarle la moda, y menos en tiempos de escasez. Sin embargo los grandes maestros, como Edmond Roudnitska, siempre encontraban materiales para sus creaciones. El creador del perfume Femme era hijo de inmigrantes ucranianos, nació en Niza en el año 1905 y en 1927 se trasladó a París. A lo largo de su vida ha creado 17 aromas y ha pasado a la historia como uno de los mejores maestros perfumistas de la historia.

Fue precisamente Femme, la fragancia creada para la futura esposa de Marcel Rochas, se convirtió en el primer éxito Roudnitska. Durante la guerra, mientras vivía en París entre una planta química y un vertedero, el perfumista se las tenía que arreglar para trabajar con lo que tenía a mano. Así es como Edmond dio con la base de Femme, en el fondo de un barril. El dulce aroma, enriquecido con el olor a ciruela pasa confitada e impregnado con el aroma amaderado de los barriles embriagó al perfumista, que lo utilizó como base de Femme. Hoy en día, esta mezcla se conoce como ácido ursólico.

Para acentuar aún más las notas afrutadas de la fragancia, Edmond Roudnitska le añadió el melocotón. Y luego equilibró las notas de la composición con musgo de roble, ámbar y almizcle, entre otros. La fragancia resultante florecía sobre la piel de la mujer, sumergiéndola en una nube de encanto.

femmehelen

En el año 1944 Marcel Rochas creó un frasco de perfume que más tarde se convertiría en símbolo de la fragancia. La parte inferior del frasco evocaba la silueta de las sensuales caderas femeninas, y la parte superior la de una esbelta cintura. Rochas bautizó la fragancia con un nombre perfectamente representativo: Femme, que en francés significa «Mujer». Existen ciertos rumores de que las curvas de su esposa fueron la inspiración de Marcel, porque fue precisamente esta fragancia la que le regaló a su mujer como regalo de bodas. Aunque cuentan las malas lenguas que en realidad la inspiración le llegó de la actriz Mae West, a a quien en una ocasión el fundador de la casa de moda Rochas vistió con un corpiño de encaje.

rochas.Mae_west_femme_rochas

Sea cual sea la verdad, esta no impidió que Femme se convierta en un verdadero éxito. La esencia de la fragancia glorificaba la belleza y la virtud de la mujer. El perfume elogiaba la ternura, la sofisticación y, sobre todo, la sensualidad femenina. Al principio el perfume se fabricaba en cantidades muy limitadas, solo para las damas más destacadas. Pero después de un tiempo comenzó a producirse en grandes cantidades.

Femme no solo revolucionó a todo el mundo por su concepto, sino que además reafirmó la fama de la casa Rochas, la cual precisamente se convirtió en la década de los 1960 en el principal rival de Robert Guerlain.

Hasta el día de hoy la fragancia Femme tiene pocos rivales, puesto que Edmond Roudnitska consiguió crear algo sin precedentes, ¡una fragancia que rinde homenaje a las mujeres de verdad!
1374748040-04298300