Rolex, pioneros en fabricación de relojes de pulsera

El estatus de Rolex y la identidad única de la marca derivan directamente de una historia cuyos ejes fundamentales son la pasión por la innovación y la búsqueda constante de la excelencia. Esta historia, una sucesión fascinante de logros pioneros que combinan aventura relojera, industrial y humana, se asimila en gran medida a la del Oyster, el primer reloj de pulsera hermético nacido en 1926 y convertido, con el paso del tiempo, en el pilar de una gama de relojes legendarios que se encuentran entre los más reconocidos y los más reconocibles del mundo.

rolex

PRECISIÓN CRONOMÉTRICA Y HERMETICIDAD

El éxito de Rolex está íntimamente ligado al extraordinario espíritu de empresa de su fundador, Hans Wilsdorf, quien en 1905 funda, junto a su socio, la compañía Wilsdorf & Davis, especializada en la comercialización en Gran Bretaña y todo el Imperio británico de relojes de pulsera cuyos componentes son fabricados por sus asociados suizos, escogidos por su ‘savoir-faire’.

Testigo del fulgurante auge del ocio y la práctica deportiva, Hans Wilsdorf quiere demostrarle a un público todavía escéptico que el reloj de pulsera y la precisión cronométrica son compatibles.

Su búsqueda en este sentido se traduce enseguida en un rotundo éxito. En 1910, un reloj de pulsera Rolex obtiene el primer certificado de cronometría del mundo jamás otorgado a un reloj de ese tipo por la Oficina de Control del funcionamiento de relojes de Bienne (Suiza). Cuatro años después, en 1914, un modelo similar obtiene el primer certificado del mundo de clase “A” del prestigioso observatorio de Kew, en Gran Bretaña, jamás atribuido a un reloj de pulsera, distinción que hasta entonces se reservaba a los cronómetros de la marina. De esta forma, quedaba demostrado que reloj de pulsera y la precisión cronométrica podían ir a la par.

01_Hans_Wilsdorf_founder_of_Rolex

LA INVENCIÓN DEL NOMBRE “ROLEX”

Simultáneamente, en previsión de la importancia del concepto de marca, Hans Wilsdorf inventa en 1908 el nombre “Rolex” para firmar sus creaciones. Los criterios que se impone resuenan hoy en día con una sorprendente modernidad. Él quería, en efecto, un nombre: corto, de cinco letras como máximo; fácilmente pronunciable en todos los idiomas; que suene bien al oído; que sea fácil de memorizar; que se inscriba con armonía sobre la esfera y el movimiento del reloj.

UN ESPÍRITU DE EMPRESA SIN FRONTERAS

Hans Wilsdorf deja Inglaterra en 1919 para establecerse en Ginebra (Suiza), donde en 1920 funda la compañía Montres Rolex, S.A.

geneva_0001_840x770

OYSTER, EL PRIMER RELOJ DE PULSERA HERMÉTICO

En 1926, los avances de Hans Wilsdorf en el terreno de la hermeticidad tienen su fruto con la invención del Rolex Oyster, el primer reloj de pulsera hermético del mundo debido a su caja dotada de un inteligente sistema patentado de bisel, fondo y corona enroscados. Gracias al Oyster y a su concepto totalmente innovador de caja hermética, Rolex entra de lleno en la historia relojera.

En 1927, el instinto creativo de Hans Wilsdorf en materia de comunicación se plasma de un modo espectacular. Su idea: someter al Oyster a una prueba de fuego para poner a prueba sus cualidades, y añadir a ese “saber hacer” un “hacer saber”. Ese año, la joven nadadora inglesa Mercedes Gleitze cruza el canal de la Mancha a nado, equipada con un Oyster. Pasadas más de diez horas, el reloj sale del agua funcionando a la perfección.

12_First_Oyster_octagonal_1926

EL ROTOR PERPETUAL

En 1931, Rolex inventa el primer sistema de cuerda automática para reloj de pulsera con rotor libre, bautizado como rotor Perpetual y precursor de los sistemas contemporáneos de cuerda automática.

Perpetual_rotor

CORONA ROLEX Y ROLESOR

La década de 1930 da lugar a otros dos cimientos de la identidad Rolex. La corona Rolex, logotipo y símbolo por excelencia de la marca, se registra en 1931. Aparece por primera vez en la esfera de los relojes Rolex en el transcurso de la década de 1930 y, posteriormente, sobre la corona a principios de la década de 1950. En esta misma época, comienza a sustituir al índice de las 12 horas en las esferas.

En 1933 se registra el nombre Rolesor, que designa la unión en los relojes Rolex, hecha a partir de dos materiales diferentes: el oro y el acero. Esta combinación, cuyo uso se remonta a la década de 1920 en Rolex, se convirtió más tarde en uno de los códigos estéticos distintivos de la marca.

PRIMER RELOJ DATEJUST

El año 1945 es testigo de la aparición del Oyster Perpetual Datejust, el primer reloj de pulsera cronómetro automático y hermético del mundo que indica la fecha en una ventana situada en la esfera. El Datejust, equipado con un brazalete Jubilé creado especialmente para la ocasión, de gran distinción e inmediatamente reconocible por su bisel estriado, constituye el pilar de la colección Oyster. Aunque inicialmente estaba pensado para el hombre, a partir de la década siguiente se presenta en distintos modelos para la mujer.

18_First_Datejust_1945(1)

DESARROLLO DE RELOJES PROFESIONALES

En este contexto de estrecha relación con el mundo y con el telón de fondo de los nuevos ámbitos de actividad como la aviación civil o la exploración submarina, Rolex desarrolla a lo largo de la década de 1950 un concepto de relojes-herramientas denominados “Profesionales” con funciones destinadas a actividades específicas.

Así, en 1953 ven la luz el Oyster Perpetual Explorer, nacido directamente de la conquista del Everest; el reloj de buceo Oyster Perpetual Submariner, equipado con un bisel giratorio graduado que permite leer el tiempo de inmersión y garantiza la hermeticidad hasta 100 metros de profundidad (posteriormente, ese mismo año, a 200 metros); el Oyster Perpetual GMT-Master, lanzado en 1955 para responder a la necesidad específica de los pilotos de línea para disponer de un instrumento capaz de fijar la hora en diferentes lugares del planeta gracias a la aguja suplementaria 24 horas y al bisel giratorio graduado 24 horas. Este último se convertirá en el reloj oficial de varias compañías aéreas, entre las cuales se encuentra la famosa Pan American World Airways, más conocida por el nombre de Pan Am.

26_First_GMT-Master_1955

El año 1956 es testigo del lanzamiento del Oyster Perpetual Milgauss, ideado para resistir a los campos magnéticos. El modelo se hará ilustre fundamentalmente en la muñeca de científicos de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN), situada en Ginebra. En 1963, Rolex lanza el Cosmograph Daytona, un cronógrafo que permite leer los intervalos de tiempo y calcular la velocidad media gracias a su bisel taquimétrico graduado.

En 1968 Rolex se crea la colección Cellini, que agrupa todos los relojes con o sin caja Oyster propuestos tiempo atrás por la marca. El nombre Cellini se inspira en el gran artista del Renacimiento Benvenuto Cellini, escultor y orfebre de los papas, y subraya el carácter clásico y refinado de estos elegantes relojes.

42_First_Yacht-Master_1992

Las décadas de 1970 y 1980 marcan la llegada de los Oyster Professional de segunda generación. En 1971 nace el Oyster Perpetual Explorer II, diseñado para los exploradores polares y los espeleólogos, a quienes permite distinguir las horas del día y de la noche gracias a su aguja suplementaria 24 horas y a su bisel fijo graduado 24 horas. En 1978 nace un nuevo Sea-Dweller, el Sea-Dweller 4000, hermético hasta 1.220 metros (4.000 pies). Y en 1982 ve la luz el GMT-Master II.

En 1992 nace el Oyster Perpetual Yacht-Master. Esta novedad ilustra los vínculos entre Rolex y el universo de las regatas. Ese mismo año se presenta, asimismo, el Oyster Perpetual Lady-Datejust Pearlmaster, una nueva línea de la colección Oyster específicamente diseñada para mujeres.

First_Lady-Datejust_Pearlmaster_1992

UNA TRADICIÓN FILANTRÓPICA SIEMPRE CREATIVA

La implicación de Rolex en el ámbito filantrópico no se queda atrás, ya que el año 2002 nace una nueva y original iniciativa. Patrick Heiniger impulsa el programa de “Iniciativa Artística Rolex para Mentores y Discípulos”, concebido con el propósito de ayudar a jóvenes artistas prometedores a realizar su pleno potencial bajo la mirada de un destacado maestro de la disciplina en cuestión. Este programa ilustra la tradición filantrópica de Rolex que se traduce en el quehacer del Rolex Institute.