Houbigant Quelque Fleurs: El elexir eterno de la realeza

Cuesta imaginar cómo sería el mundo de la perfumería actual si Jean-François Houbigant, quien en su momento se dedicaba al comercio en una modesta tienda de flores, polvos y guantes perfumados, hubiese concluído allí su labor. Sin embargo, el joven y fantasioso francés tenía un hermoso sueño: no crear ramos de flores, sino perfumes que fueran capaces de conservar su cautivadora esencia floral el mayor tiempo posible. En el año 1775 la entrada de la tienda lucía un letrero con una cesta de flores dibujada a mano, y un tiempo después esta imagen improvisada se convertiría en el logotipo por excelencia de la primera casa perfumista de Francia, la casa Houbigant.

houbigant-3

Jean-François Houbigant, a su vez, pasaría a la historia como el primer perfumista oficial de las cortes. Este título le había sido otorgado por la reina de Francia, María Antonieta, quien adoraba tanto los perfumes de Houbigant, que no se desprendió de ellos ni siquiera en el cadalso, cuando en 1793, el día de su ejecución en la guillotina, la deshonrada reina guardaba tres muestras de perfume Houbigant en su corsé.

41005_or

A lo largo de los siglos, la casa perfumista Houbigant continuó hechizando con sus fragancias a la clase adinerada, los famosos y la realeza. Entre sus clientes se encontraban la reina Victoria del Reino Unido, el rey y la reina de los Países Bajos, la reina de Italia, los zares del Imperio ruso Alejandro III y Nicolás II, la familia Rothschild, los escritores León Tolstói y Guy de Maupassant, y muchos otros. Josefina, la futura emperatriz de Francia, ya compraba en Houbigant incluso antes de casarse con Napoleón. Y su esposo partía a la conquista de Europa, acompañado de fragancias Houbigant en su baúl.

Parece ser que fue en gran parte gracias a los esfuerzos del perfumista Jean-François Houbigant que Francia se convirtió en un referente de la perfumería en Europa. Además, Houbigant es la única casa perfumista en el mundo con cuatro siglos de historia. A lo largo de estos siglos los perfumistas de Houbigant fueron los responsables de algunos de los descubrimientos más innovadores. Por ejemplo, en el año 1882, la fragancia Fougère Royale (“Helecho real”) causó un auténtico furor. Fue la primera vez quese utilizó la cumarina en la perfumería , un aroma sintético con olor a heno recién cortado. Fue el responsable dar comienzo a todo una nueva corriente en el arte de la perfumería, la de las fragancias de helechos, que hasta la fecha siguen siendo los más populares entre los perfumes masculinos.

FR2a

Sin embargo, la mayor de las creaciones de la casa perfumista Houbigant sea tal vez su perfume Quelque Fleurs (“Algunas flores”), que data del año 1912, la primera fragancia multifloral en la historia de la perfumería. Contenía notas de rosa, jazmín, lila, violeta, lirio de los valles, ylang-ylang, orquídea… ¡En total su frasco contenía más de 250 componentes! Este buqué floral se convirtió en un referente, y continúa siéndolo en la actualidad. Si tomamos como ejemplo las fragancias legendarias o las del siglo XX —ya sea Chanel n.º 5 de Chanel, Joy de Jean Patou, Fracas de Robert Piguet o Flower de Kenzo— todas ellas están inspiradas precisamente en Quelque Fleurs de Houbigant.

houbigant_quelques_fleurs_royale_parfum_2__42638_big

En 2012, para conmemorar los 100 años de historia de la creación de la emblemática fragancia, la casa Houbigant sacó Quelques Fleurs l’Original. ¡En estos tiempos en que las fragancias se sustituyen las unas a las otras, no hay nada más aristocrático y refinado que volver a lo clásico para revivir las grandes épocas y sus creaciones!