Kazán, la capital deportiva de Rusia

Del 14 de junio al 15 de julio de 2018 Rusia acogerá la Copa Mundial de la FIFA. Se trata de una oportunidad única para mostrar al mundo la hospitalidad, seguridad y belleza del país anfitrión. Los partidos se celebrarán en 12 estadios de las 11 ciudades involucradas en el evento. Por este motivo, Revista Rusa abre una serie de artículos dedicados a las ciudades organizadoras del Mundial de 2018. La primera de ellas es Kazán, también conocida como la “tercera capital de Rusia”.

Kazán es el centro deportivo del país y una ciudad de gran patrimonio cultural, combinaciones inusuales y el punto de encuentro entre dos religiones: el islam y la ortodoxia.

La capital de Tartaristán, que celebró en 2005 el milenio de su historia, aúna perfectamente la tradición y la modernidad, todas las comodidades de una metrópoli y el ambiente hospitalario de un municipio pequeño. Kazán brinda numerosas oportunidades para el turismo para todos los gustos: de índole deportiva, cultural, religiosa y gastronómica. ¿Cuál es la que prefiere usted?

¡Amor a primera vista!

En 2014, en el ranking del portal web de viajes TripAdvisor, Kazán ocupó la octava posición del top de los destinos de mayor desarrollo a nivel mundial y la tercera a nivel de Europa. En el año 2015 la capital de Tartaristán fue visitada por nada menos que 2,1 millones de turistas.

El programa cultural y educativo en Tartaristán comienza con la visita al corazón de la ciudad: el Kremlin de Kazán, uno de los más bellos de Rusia. En el año 2000, el Kremlin de Kazán fue incluido en la lista de los monumentos declarados Patrimonio Mundial Cultural y Natural de la UNESCO.

El Kremlin de Kazán fue fundado por los kanes de la Horda de Oro y destruido por las tropas de Iván el Terrible. Después de lo cual, por orden del propio zar, se mandó reconstruir de nuevo la ciudadela, aunque sin la blanquecina mezquita de múltiples minaretes de cúpulas celestes, la cual, antes del ataque, se encontraba en el territorio del Kremlin de la capital del Kanato de Kazán. Y tan solo cuatro siglos y medio después, en 1996, se tomó la decisión de reconstruir la mezquita. Así, para el 1.000 aniversario de Kazán, en el año 2005, fue inaugurada la mezquita de Kul Sharif, la más grande de Rusia. Cerca de la mezquita se halla la Catedral de la Anunciación ortodoxa, monumento a la historia y arquitectura del siglo XVI. Asimismo, en el Kremlin se encuentra el símbolo arquitectónico de la ciudad: la Torre Siuyumbiké, una de las pocas torres inclinadas del mundo.

Otro de los símbolos de la ciudad y, por qué no, de toda la república, es el Templo de todas las religiones. Un complejo en el que se ven representadas 16 confesiones religiosas. La concepción de la idea de su creador, Ildar Khanov, fue que el templo sirviera de museo y centro cultural que representara la unidad espiritual. El autor no pretendía reunir a todas las religiones del mundo bajo un mismo techo, su objetivo era crear un símbolo arquitectónico de la unidad de las almas en un intento de acercarse al Creador. En un solo lugar conviven la iglesia ortodoxa y la católica, la mezquita musulmana y la sinagoga judía, el templo budista y la pagoda china. El templo está adornado por todos los elementos icónicos de las distintas religiones del mundo, así como por la simbología de las civilizaciones ya desaparecidas.

Hablando de los monumentos religiosos de la república tampoco podemos olvidarnos de su museo al aire libre, la fabulosa isla de Sviyazhsk, ubicada a 30 km de Kazán. En esta pequeña isla, rodeada por unos muros de piedra blanca, se alzan al cielo unas cúpulas ortodoxas. Allí no hay cabida ni a los edificios modernos ni al tráfico, todo parece haber quedado suspendido en el tiempo. En la isla solo encontrará iglesias y monasterios que datan de los siglos XV-XVI, así como obras maestras de la arquitectura de madera. Además, en el territorio de Sviyazhsk se hallan 37 bienes del patrimonio cultural.

A 140 kilómetros de Kazán, en la orilla izquierda del río Volga, se sitúa el santuario religioso y la patria histórica de los tártaros del Volga, conocida en el mundo musulmán bajo el sobrenombre de “La Meca del norte”: el Gran Bolgar. Y es precisamente allí donde se encuentra el Museo-Santuario Estatal de Historia y Arquitectura de Bulgaria, el cual, en el año 2014, fue incluido en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. En el territorio del santuario se hallan monumentos de la arquitectura de los siglos XII-XIV: la mezquita-catedral, los minaretes grande y pequeño, los mausoleos norte y este, el sepulcro del kan, el palacio del kan, las cámaras este, blanca y negra, el complejo “Pozo de Gabdrahman”, la pequeña ciudad y el monumento de la arquitectura del siglo XVIII: la iglesia de la Asunción. Asimismo, en el Gran Bolgar se conserva el libro sagrado del Corán que pesa 800 kg. Se trata del libro de Corán impreso más grande del mundo, el cual figura en el libro Guinness de los récords.

¡Qué rico!

Los platos más populares de la cocina tártara que no debe dejar de probar ningún turista son: la sopa de tallarines casera tártara Tokmach; la delicia horneada Echpochmak en forma de triángulo hecha de masa de levadura o ácima, rellena de carne, patata y cebolla; el Elesh, un pequeño pastel de forma redonda hecho a base de masa cenceña con filete de pollo, patata, mantequilla, especias y cebolla; el pastel multicapa redondo y cerrado Gubadia, el cual se suele servir en las bodas; el Azu al estilo tártaro, hecho de carne estofada con verduras; las pirámides Talkysh Kaleve hechas de miel, harina y mantequilla, y, naturalmente, el manjar nacional de los tártaros: el Chak-Chak, un dulce hecho de masa y miel. En honor al principal postre de los tártaros, en el año 2014, en Kazán, se originó un museo en honor a esta delicia. El Museo del chak-chak se ubica en un renovado edificio del viejo barrio tártaro, y es un monumento arquitectónico de principios del siglo XIX. Allí, tras una taza de té y dulces tradicionales como el Chak-Chak, el Baursak (un buñuelo en base de levadura) o el Kak-Tosh (una pastelillo local), a los visitantes se les habla de la historia y la cultura de Tartaristán.

En la tienda del museo todo el que lo desee podrá adquirir el susodicho Chak-Chak, el cual ocupó el primer puesto en el concurso panruso de Souvenir turístico 2015, en la nominación “Souvenir gastronómico”.

¡Rápido, a los estadios!

En 2011, en Kazán, se celebró el Campeonato de Europa de Halterofilia. Y el año 2013 fue clave para la carrera deportiva de Tartaristán, ya que en Kazán tuvo lugar la XXVII Universiada Mundial de Verano. En 2013, con el fin de la celebración de la Universiada, en Kazán se reconstruyó y revivió casi toda la infraestructura deportiva, y además se erigieron 30 nuevas instalaciones deportivas. Los más importantes de los cuales son: la Academia de tenis, el palacio de las artes marciales “Ak Bars”, el Palacio de Deportes Acuáticos y el estadio de fútbol “Kazán Arena”, con capacidad para 45 mil espectadores, uno de los pocos estadios de Rusia de la cuarta categoría, la más alta, conforme a la normativa de la UEFA.

Por la acogida y la calidad de su organización durante la Universiada de 2013, Kazán obtuvo el estatus de “Capital deportiva del mundo”, junto a Londres y Dubái.

Después de las competiciones estudiantiles, en 2014, la ciudad acogió el Campeonato Mundial de Esgrima. En 2015, Kazán se convirtió en la anfitriona del Campeonato Mundial de Natación, en el cual además se batió el récord en número de países participantes. Además, cuando Rusia finalmente obtuvo el permiso a organizar la Copa Mundial de Fútbol de 2018, no cabía ninguna duda de que Kazán iba a ser una de las ciudades organizadoras de las competiciones. Y es justamente allí donde se celebrarán los partidos de la fase de grupos, así como los octavos y los cuartos de final. Además, en verano de este año en la capital de Tartaristán se disputará la Copa Confederaciones.

Sin embargo, Kazán no solo es considerada “Capital deportiva del mundo” gracias a su infraestructura o los campeonatos mundiales, sino también porque es allí donde se encuentran varios clubs de nivel internacional: el FC Rubin, el club “Ak Bars” de hockey, y los equipos de vóley como el Zenit o el Dínamo, además del equipo de baloncesto UNICS.

Actualmente todas estas instalaciones deportivas están disponibles no solo a los deportistas profesionales, sino también a los residentes de Kazán y sus turistas, gracias a las excursiones panorámicas que organizan los propios estadios.

¡Bienvenidos a Kazán!

Foto: Archivo de prensa de Visit Tatarstan
www.visit-tatarstan.com