LUPO Barcelona. El irrepetible estilo español

Probablemente en el mundo no hay ni una sola fashionista que no conozca la marca Lupo, una empresa dedicada a la fabricación de bolsos exclusivos. Los amantes de lo exclusivo y lo lujoso quedan maravillados por el elegante diseño, la altísima calidad del cuero, el acabado y la atención por el detalle de sus bolsos. Algunos entendidos consideran los productos de Lupo auténticas obras de arte y llegan a tener colecciones enteras. Nos hemos encontrado con el director general de Lupo Barcelona, Manu González-Tarrío, para averiguar en detalle acerca de las creaciones de esta mundialmente reconocida marca.

Gerente de Lupo Barcelona

En primer lugar, ¿podría hablarnos sobre la historia de la firma? ¿Cómo se fundó la empresa y cuál fue su comienzo?

Todo comenzó en el año 1920, cuando en un pequeño taller Jaume Iglesias comenzó a fabricar bolsos y maletas de cuero por encargo para personas que venían a Barcelona para asistir a las exposiciones internacionales. Los primeros compradores de estos productos eran principalmente turistas, por esta razón durante los años siguientes, la hija del fundador de la empresa se dedicó a la fabricación de bolsos y maletas para exportación. Los negocios prosperaban y el pequeño taller familiar se iba convirtiendo con el tiempo en una gran empresa. Es agradable saber que después de tanto tiempo hemos sabido conservar las tradiciones de nuestra firma, medrado la calidad de nuestros productos y logrado el reconocimiento internacional.

Lupo

¿A quién van dirigidos vuestros productos en la actualidad? ¿Cuál es el perfil de un cliente de Lupo?

Nuestros productos van dirigidos tanto a hombres como a mujeres. Recientemente, hemos lanzado una nueva colección para hombres. Y en cuanto a nuestras clientas, son mujeres de negocios de una edad que oscila entre los 30 y los 50 años a las que les gusta comprar productos de calidad hechos a mano. La vida de una mujer urbana viene marcada por un ritmo ajetreado y es algo que tenemos en cuenta. Nosotros no fabricamos bolsos, creamos tendencias.

Lupo goza de fama internacional, ¿pero podría decirnos cuál es el mercado principal de la empresa?

En España disponemos de tres boutiques propias, y las tres se ubican en Cataluña: dos en Barcelona y una en Reus. Y en La Roca Village disponemos además de un outlet. Asimismo, nuestros productos se presentan en distintas boutiques multimarca. A pesar de que nuestras tiendas se pueden encontrar en más de 30 países del mundo, podemos decir que nuestro mercado principal es el europeo y el japonés. Llevamos trabajando en el «país del sol naciente» desde hace muchos años, porque, como es sabido, aquí se tiene gran aprecio por las tradiciones, la calidad y la elegancia, siendo estas justamente las características inherentes de nuestra compañía. Cuidamos con esmero las tradiciones de calidad de nuestra firma. Todos los productos se fabrican a mano y solo se emplean materiales de primerísima calidad.

Lupo

¿Le parece atractivo el mercado ruso?

Se trata de un mercado con un enorme potencial, así que nos gustaría seguir evolucionando en este aspecto. Los rusos tienen muy buen gusto, les gusta el lujo y saben valorar la calidad y el diseño. Por lo tanto, en un futuro próximo planeamos dedicarnos activamente a fortalecer nuestra presencia en este país.

Suele mencionar a menudo la calidad de los materiales utilizados en la fabricación de vuestros bolsos. ¿Cómo se lleva a cabo su selección?

Es verdad. Se trata de uno de nuestros puntos más fuertes. Quisiera señalar que en la producción solamente se emplea piel de animales de ganadería. Trabajamos con peleterías internacionales y a lo largo de todo el proceso de fabricación se lleva a cabo un exhaustivo control de calidad. La piel pasa por un estricto proceso de selección y es sometida a un riguroso examen a prueba de resistencia a la abrasión y daños, deshidratación y resistencia al agua.

Lupo

¿Qué relación existe entre la empresa y Barcelona, ciudad en la que se encuentra su sede?

Los productos de Lupo tienen un estrecho vínculo con Barcelona. El diseño de la colección «La Pedrera», por ejemplo, se ha inspirado en la estrafalaria forma de los balcones de la Casa Milà. Recientemente, hemos firmado un acuerdo especial con la Fundación Cataluña-La Pedrera, así que ahora todos nuestros productos se fabrican bajo este sello. Además, todas nuestras tiendas se sitúan precisamente en la Ciudad Condal.

Por favor, háblenos de las colecciones más relevantes de la empresa.

Existen dos colecciones simbólicas que tienen una gran importancia para nosotros. La primera surgió a partir del modelo de bolso Abanico, sacado al mercado en el año 2001. Fue justamente esta colección la que trajo el reconocimiento mundial a la empresa. Este modelo fue presentado por primera vez en la exposición internacional de bolsos y artículos de piel MIPEL de Milán y fue obsequiada con el máximo galardón al mejor diseño. De esta forma, Abanico se convertió en el modelo referente de la marca y dio nombre a la colección compuesta por otros bolsos de distinto formato. Este año hemos lanzado un nuevo modelo de Abanico llamado Abanico Shopper, que promete causar una verdadera conmoción en el mundo de la moda.

La segunda colección más importante para nosotros es la colección «La Pedrera», que tuvo un éxito arrollador en todo el mundo. ¿Y por qué?, se preguntará el lector. La respuesta es muy simple, este precioso modelo creado en Barcelona se ha inspirado en esta maravillosa ciudad, y las formas de este producto hacen referencia al patrimonio cultural de la capital catalana. Los productos de esta colección son de edición limitada, y aún así muchos de los admiradores de nuestra marca quieren tener precisamente este modelo de «La Pedrera», puesto que cuando se visita una ciudad nueva siempre se quiere adquirir un producto de alta calidad, fabricado en esa misma localidad.

La Pedrera

En la actualidad, ¿cuál es vuestra principal estrategia?

Actualmente, nuestro principal objetivo es medrar la calidad de nuestros productos. Queremos reforzar nuestro puesto en el sector del lujo. Continuando con las tradiciones, queremos crear bolsos hechos a partir de materiales exóticos, incluyendo la colección Abanico. Además, próximamente sacaremos una nueva colección de bolsos con diamantes negros naturales incrustados. Este nuevo modelo se denominará Black Diamond y será presentado en Barcelona. Asimismo, estamos a punto de inaugurar un nuevo sitio web (www.lupobarcelona.com), que se caracteriza por su fácil navegación, interactividad y comodidad a la hora de realizar las compras desde cualquier parte del mundo. Debo reconocer que hemos depositado grandes esperanzas en estas innovaciones.

¿Ha habido muchos cambios en la empresa con el paso del tiempo? ¿Tratáis de conservar las tradiciones o, todo lo contrario, buscáis innovar constantemente en el proceso de fabricación?

Por un lado, queremos preservar y mostrar las tradiciones de nuestra empresa, porque son nuestro mayor orgullo: la alta calidad de los materiales, nuestra manufactura, diseño inspirado en Barcelona, etc. Y al mismo tiempo, siempre tratamos de cambiar y mejorar para conseguir un resultado óptimo. En este momento también estamos planeando llevar a cabo distintos proyectos de distribución. Le prestamos especial atención a la formación de nuestro equipo de especialistas, porque sabemos lo importante que es que el equipo creador esté motivado y trabaje a gusto en los diseños. Solo así se obtienen grandes resultados, y en consecuencia nuestros clientes realmente disfrutarán de nuestros productos, ya sea visual o cinestésicamente.