Marina Caró: la chica de rojo en busca de un sueño

phot9901_3Marina Caró es una luchadora y soñadora. Es una cantante rusa afincada en Barcelona, una enamorada de la música que compone e interpreta sus propios temas en castellano e inglés.

Revista Rusa se reunió con Marina, quien compartió con nosotros los hechos más relevantes de su vida, y nos habló acerca de sus planes creativos y su visión de la música moderna.

Cuenta nos un poco aserca de ti.

Siempre me gustó viajar y allí dónde fui, fui con ganas de aprender idiosincrasias, diferentes modelos y estilos de vida, enriquecerme culturalmente y buscar el trato con las personas. Creo que eso me ayuda mucho a la hora de hacer música.
Aunque mi presentación al gran público es con este primer ‘single’ de estilo pop-dance creo que lo mejor de mí aún está por descubrirse.

¿Marina, estudiaste música profesionalmente?
Mi madre me inscribió en la escuela de música cuando tenía 6 años. Allí estudié durante 8 años. Soy licenciada en pedagogía y lingüística. Tenía que haber sido profesora de inglés debido a mi carrera, pero entendí que no es lo que quería y me fui a estudiar a Moscú al Instituto de Artes Contemporáneos (Facultad de canto moderno y jazz).

¿Por qué eliges Barcelona y la Costa Brava para asentarte en España?
Creo que no lo elegí yo, fue Barcelona y la Costa Brava quienes me eligieron y atrajeron a mí. Siempre fui muy patriota y era la primera en defender a mi país… (bueno, aún sigue siendo así); pero como se dice: “Nunca digas nunca.” Ahora estoy viviendo aquí, en esta tierra, y me encanta!
He estado en varios países, pero Barcelona me ha cautivado y no me deja escapar… Los rusos de aquí dicen que Barcelona provoca adicción y en cierta manera yo también lo creo así.
Me gusta la gente, el ambiente de libertad y alegría. Me encanta el clima, el mar y el sol. Me siento muy a gusto aquí.

¿Qué fue lo más difícil y lo más fácil de llegar a cumplir tu sueño?
Por el momento, solo acabo de dar un primer paso para cumplir mi sueño, con un sencillo que ya está sonando por la radio, también estamos presentando el vídeoclip a los principales canales de televisión, etc. Todavía quedan muchos pasos para hacer, y tengo muchas ideas que quiero realizar.
Lo que ayuda es ser de otro país. Ayuda, porque puedes aportar la experiencia y la mentalidad de otro cultura, ideas y conceptos diferentes… Ser extranjera puede ayudar a justificar algunos cosas de idioma o comportamiento, pero por otro lado el mismo aspecto también lo complica… La falta de ser nativo y dominar el idioma al 100 %, o no llegar a entender o saber según qué cosas es más duro.
También cuesta comprender la “obsesión” que hay aquí por el idioma inglés en las canciones. Porque en Rusia una canción en el idioma nativo siempre es más importante y se le da más prioridad que a una en el idioma extranjero, porque la gente quiere entender, repetir y cantar la letra. Se apoya a los artistas del país, y se tiende a apoyar al negocio musical interno.
Aquí es un poco al revés, los españoles no tienen la tendencia de apreciar su propio idioma tanto como los rusos, no son tan patriotas en este aspecto. Aquí hay más preferencia por lo anglosajón, y eso que tienen una lengua preciosa y muy musical. Muchos artistas en todo el mundo siempre ponen unas frases o palabras en español, ¡porque les encanta como suena!
De modo que, en música, me cuesta mucho defender el idioma del país cuando eso no se aprecia. Cuando estaba en la universidad me había apuntado a clases de castellano, porque fonéticamente me parecía la lengua más bonita del mundo. Y al mudarme aquí empecé a componer canciones en castellano. Me hace tanta ilusión que no puedo parar, además me cuesta componer en inglés, un idioma tan frío e impersonal. Es el aspecto más duro en la dirección del cumplimiento de mis sueños.

Phot8Marina Caró se presenta con un pegadizo sencillo de pop-dance titulado “La chica de rojo”, ¿cómo te defines musicalmente?
Lo más importante en cualquier estilo musical, sea ‘rock’, ‘house’ o ‘pop’ es el aspecto de tener que ser pegadizo. Si una persona es capaz de memorizar desde el primer momento alguna frase melódica o algunas palabras de la canción, ¡ya es un logro! Si la melodía o letra suena en la mente durante todo el día al escuchar una o dos veces esa canción, ¡entonces es un éxito! Es un aspecto al que yo brindo mucha importancia a la hora de decidir si seguir con una melodía o no.
Me importa menos el estilo que una buena melodía. Me gustan muchos estilos y en mi carrera musical me gustaría ir experimentando con la música. El pop desde siempre me ha llamado la atención, la simpleza de una melodía comercial a la hora de escuchar y al mismo tiempo impacta la dificultad de poder crear esa melodía simple. Siempre pienso: “¿Y cómo no se me ha ocurrido esa melodía a mí? ¡Si es tan simple!”
Siempre me ha gustado el R&B, y el soul, pero, últimamente, me he hecho adictiva al house y otros estilos de música electrónica, por lo cual, más adelante, quería probar mezclar elementos de estos estilos con una música melódica: pop.

¿Porqué cantas en los dos idiomas?
Canto en tres idiomas. En ruso también. Todo empezó a partir de una canción que tenía compuesta en ruso. Luego ya le puse la letra en castellano, y, de hecho, suena mejor en castellano; pero la verdad es que el mundo moderno gira alrededor del inglés y por eso hay que aprovechar la oportunidad de poder ofrecer música a todo el mundo. ¡Hay que globalizarse!

¿Cuándo lo harás en ruso para tus compatriotas?
Ya lo hice hace un par de años. Tenía un dúo y un vídeoclip con Soso Pavliashvili. Saqué un álbum de 12 sencillos; y muy pronto grabaré algunas versiones de mis canciones del disco en ruso. Tengo muchas ideas, creo que quedará muy bien…

¿Para cuándo un álbum o EP?
Ya está hecho y producido, solo falta lanzarlo. Creo que verá la luz para septiembre.

AP8_9799_1¿Qué significa hacer música en un panorama tan complicado, con tantas descargas ilegales, piratería, etc., cuál es tu opinión?
Como rusa, no veo ningún problema en eso. Un auténtico artista vive de sus experiencias con el público: conciertos, actuaciones… Los artistas en Rusia nunca viven de la venta de sus discos. De hecho hubo una vez un caso de propaganda brutal, cuando un grupo desconocido empezó a repartir en los trenes sus casetes de forma gratuita (se trata del grupo boy band ruso de principios de los años 90 llamado Laskoviy Mai). Con eso han llegado a hacer unos 3 o 4 conciertos al día, ¡y se han hecho millonarios! Hoy en día eso no se hace, pero creo que antes de recibir algo, tienes que entregarte; dar algo ti mismo.

¿Podrías recomendarnos algún rincón de la costa, bar, comida o viaje?
Recomiendo visitar Playa de Aro, Tosa de Mar, Casa-Museo Salvador Dalí en Cadaqués. Una copa de sangría en el Mirablau de Tibidabo, un día de paseo por la arena de Casteldefels y una noche bajo el cielo estrellado de Montjuic (o Montserrat).