Mitsouko. El aroma de un secreto

¿Alguna vez se ha preguntado a qué podría oler un secreto? La respuesta es Mitsouko de Guerlain, una fragancia creada en 1919 por el famoso perfumista Jacques Guerlain. Durante esta época Europa estaba fascinada por la cultura de Japón y de toda Asia Oriental. En 1909 salió a la luz la aclamada novela de Claude Farrère ‘La Bataille’ que cuenta la historia de amor de una hermosa japonesa casada, Mitsouko Yorisaka, enamorada de un oficial británico. La protagonista es una mujer de pequeña estatura, silenciosa y sumisa, una imagen muy popular en la Europa de esa época. Mientras las mujeres europeas se ponían pantalones y corbatas, los hombres no dejaban de hablar de la increíble belleza de las japonesas.

Guerlain-Mitsouko

La trama de la novela ‘La Bataille’ se desarrolla en el año 1905 durante la guerra ruso-japonesa. Mitsouko, estando casada, reprime con dignidad los sentimientos de su amor secreto por el oficial, a la espera de saber los resultados de la guerra. Pero, por desgracia, en la batalla mueren tanto su esposo como su amado. Después Mitsouko se pone de luto según la antigua tradición japonesa y solo le quedan sus recuerdos. Esta es la historia que le sirvió a Jacques Guerlain de inspiración y le animó a crear la fragancia Mitsouko, una auténtica leyenda de la perfumería, el susurro que nos cuenta el secreto de amor de la protagonista de la novela ‘La Bataille’.

Mitsouko Guerlain

Mientras creaba su perfume, a Guerlain se le ocurrió la atrevida idea de unir el chipre con la rica nota frutal de melocotón, gracias a lo cual consiguió crear una fragancia delicada y muy equilibrada, acompañada de jazmín y rosa de mayo; de esta forma Mitsouko no solo es un perfume armonioso, sino también muy original. Debido al gran sentido de innovación de sus creadores, Mitsouko se ha convertido en la primera fragancia chipre-frutal que inició el uso del melocotón en el arte de la perfumería. La fragancia además posee un toque misterioso de notas verdes, especias y vetiver. El frasco para Mitsouko lo creó el diseñador de la casa Baccarat, Georges Chevalier, y estaba decorado con unos preciosos remolinos característicos del estilo modernista de principios del siglo XX. Y la tapa en forma de corazón invertido fue un verdadero logro para aquella época.

Mitsouko Guerlain 2

Al principio la fragancia Mitsouko de Guerlain estaba diseñada exclusivamente para mujeres. Entre las seguidoras más devotas del perfume se encuentran la legendaria Ingrid Bergman y la actriz francesa Inès de La Fressange; aunque los hombres también lo usaban con gusto. Y al célebre actor Charlie Chaplin le gustaba tanto que rociaba con Mitsouko todo su mobiliario.

Actualmente son pocos los que conocen la novela ‘La Bataille’, pero la fragancia Mitsouko, basada en la historia de Claude Farrère, se ha convertido en una verdadera leyenda del perfume. Y a pesar de que, según la nueva normativa de la Unión Europea, se tuvo que modificar la composición de la fragancia, eliminando la nota de musgo de roble, Mitsouko sigue fascinando y guardando su secreto.