Museos de Barcelona: un enfoque diferente

Desde la costa barcelonesa hasta la sierra de Collserola y del Barrio Gótico a la montaña Montjuic, la oferta museística de Barcelona es una de las más completas y variadas de Europa. Semejante distribución de instituciones culturales por toda la ciudad no hace más que incentivar a los viajeros y despertar su interés, haciendo que los museos se conviertan en una parte esencial de cada distrito, otorgando más valor a los edificios y aunando a artistas y estilos.

Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC)

La colección del museo destaca por su colección de arte románico de los siglos XI y XII. La calidad y la envergadura de las obras murales de este período convierten a la colección de MNAC en única en su especie. Un magnífico ejemplo de ello son los ábsides de Sant Climent de Taüll, Santa Maria d’Aneu o Sant Joan de Boí. Asimismo, en el museo se exhiben colecciones de las épocas del renacimiento y barroco, así como las fotografías-dibujos de los siglos XIX y XX. Otra de las colecciones destacadas del museo es la que conmemora a través del arte la época del modernismo, una período en el que en Barcelona surgió un movimiento cultural que vivía y respiraba a través de la arquitectura de la ciudad. El museo cuenta la historia del nacimiento y las raíces de dicho movimiento.

www.museunacional.cat

Fundación Joan Miró

La Fundación Joan Miró se sitúa en la montaña de Montjuic, detrás del Palacio Nacional, en el cual se ubica el Museo Nacional de Arte de Cataluña. El edificio de la fundación fue diseñado por el mejor amigo de Miró, el arquitecto Josep Lluís Sert. La colección del museo es muy variada y refleja las distintas caras de la creatividad del artista. En los distintos espacios del edificio se exponen 300 cuadros, 150 esculturas, 9 obras textiles y más de 8.000 dibujos, que incluyen tanto las obras tempranas como las ya ampliamente conocidas de Joan Miró, las cuales representan a la perfección el vívido y único estilo del artista. Desde su apertura, la Fundación Joan Miró fue y sigue siendo un centro de investigación y promoción de la cultura contemporánea, cuyo objetivo es brindar a los artistas la posibilidad de experimentar, errar y, en definitiva, mejorar.

www.fmirobcn.org

Museo Picasso

El museo de Barcelona, dedicado al artista, dispone de la colección más amplia de los trabajos del joven Picasso; más del 95% de la cual se compone de toda su producción juvenil: la evolución de Picasso artista, de niño a joven. Se trata de un conjunto bastante completo que no se puede ver en ninguna otra parte del mundo. El Museo Picasso también es el único museo donde se exhibe toda una serie de obras del artista de los años cincuenta y sesenta, sobre todo de los años cincuenta, una década en la cual Picasso rinde homenaje a pintores de otras épocas como Manet, Delacroix y el propio Velázquez… Además, este museo es el único lugar donde se encuentran las 58 obras completas de la serie ‘Las meninas’.

www.museupicasso.bcn.cat

Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA)

En el mismísimo corazón del Raval se halla el museo experimental MACBA. La colección del museo cuenta en su mayoría con obras de arte pertenecientes a la segunda mitad del siglo XX, así como obras de artistas contemporáneos. Desde la abstracción matérica de los años cincuenta, la colección evoluciona hacia el pop europeo, las vanguardias de los años sesenta y setenta, la centralidad de la palabra y la experiencia poética, el retorno de la figuración fotográfica y la escultura antiminimalista de los años ochenta, hasta llegar a los creadores más jóvenes. La colección del museo reúne obras de artistas locales, nacionales e internacionales, especialmente sudamericanos y de los países del Este y, desde hace poco tiempo, también incorpora obras de artistas del Norte de África, de Oriente Medio y del mundo árabe.

www.macba.cat

Museo de Historia de Barcelona (MUHBA)

Se trata del rincón más romántico de la ciudad. Este museo de historia conserva, estudia, documenta, divulga y expone el patrimonio histórico y la historia de Barcelona desde sus orígenes hasta nuestros días. El museo fue inaugurado en 1943. Actualmente la sede principal se encuentra en la Casa Padellàs, uno de los edificios que conforman el Conjunto Monumental de la Plaza del Rey, en el Barrio Gótico barcelonés. El Museo de Historia de Barcelona es un portal a la historia de la Ciudad Condal. Una ciudad comercialmente fuerte durante la Edad Media y pionera durante la revolución industrial contemporánea. Una ciudad que aglutina un núcleo histórico patrimonial, una ciudad nueva modernista y un conjunto amplio y variado de antiguas poblaciones y barrios de nueva creación.

www.ajuntament.barcelona.cat

Museo de la Ciencia CosmoCaixa

Si le gustaría saber todo sobre nuestro planeta y el universo, sin duda, debe dirigirse al museo de la ciencia CosmoCaixa. Este museo fue inaugurado en el año 1981 y se convirtió en el primer museo de la ciencia en España. Sin embargo, más tarde el museo fue remodelado y no volvió a abrir sus puertas hasta el año 2004. Allí podrá ver distintos ecosistemas como el de la selva amazónica, observar el interior del planeta Tierra y la maqueta de un volcán activo. Y también podrá visitar un planetario. Todos los objetos expuestos se pueden tocar y presionar todos los botones. Hay que reconocer que hay muchas cosas interesantes, sobre todo para los más pequeños. En CosmoCaixa también se llevan a cabo exposiciones temporales, conferencias y eventos científicos. Y el propio museo es un enorme edificio en estilo art nouveau de principios del siglo XX.

Museo de las Ciencias Naturales Blau

A lo largo de más de 130 años de su historia, el Museo de las Ciencias Naturales de Barcelona ha recopilado y exhibe más de 3 millones de ejemplares en el campo de la mineralogía, petrología, paleontología, zoología y botánica. La exhibición principal del museo es Planeta Vida, donde se cuenta la historia de la Tierra. El Museo de las Ciencias Naturales de Barcelona se divide en tres departamentos ubicados en zonas estratégicas de la ciudad: el Parque de la Ciudadela, la montaña Montjuic y el Parque del Fórum. En el Parque de la Ciudadela se encuentra el Museo Martorell, y el Laboratorio de Naturaleza se sitúa en el Castillo de los Tres Dragones. En la montaña de Montjuic se halla el Jardín Botánico, el cual se encarga de la conservación de la flora mediterránea. Allí mismo también se encuentra el Instituto Botánico. Además de la exposición permanente en el museo Blau, en el Parque del Fórum se celebran exposiciones temporales, seminarios y conferencias.

www.museuciencies.cat

Museo Marítimo

Resulta impensable que una ciudad portuaria tan grande no disponga de su propio museo marítimo. Adentrarse en el Museo Marítimo de Barcelona es como trasladarse a una de las películas de ‘Piratas del Caribe’. El museo se encuentra ubicado en el edificio de las Atarazanas Reales de Barcelona, un monumento arquitectónico del siglo XIV. Allí se exponen distintos instrumentos de navegación, las pruebas documentales del descubrimiento de América, las maquetas de carabelas y galeras, un atlas del año 1493, etc. Uno de los objetos exhibidos más importantes del museo es la réplica a tamaño completo de la galera real española de la flota de la Liga Santa, la cual participó en la batalla de Lepanto. Además, en la entrada al museo se puede apreciar otro interesante objeto de exposición: la réplica del submarino Ictíneo I del año 1859, del inventor Narciso Monturiol.

www.mmb.cat

Cuando hablamos de la cultura museística siempre pensamos únicamente en arte e historia, pero como ven, Barcelona es una ciudad con un rico patrimonio cultural, pero que también apuesta por la ciencia.El diseño es una de las apuestas principales de la cultura contemporánea de la ciudad. Asimismo, dicho elemento cuenta con su propio espacio en Barcelona: Disseny Hub Barcelona. Los barceloneses lo llaman “grapadora” por la forma del edificio en el que se ubica el museo. Otros de los museos principales son el Museo de Arqueología de Cataluña, el Museo Etnológico de Barcelona o el Museo del FC Barcelona, el cual bate récords en número de visitas con cada año. A su vez, el Museo de la Catedral de Barcelona, el Museo del Modernismo y el Centro de Cultura Contemporánea son tres instituciones culturales que representan el arte desde otra perspectiva. Además, la ciudad también cuenta con otros museos curiosos, aunque no tan grandes ni populares como los mencionados anteriormente. Por ejemplo, el Museo del Perfume, el Museo Erótico o el Museo del Calzado, así como el museo más delicioso de todos: el Museo del Chocolate, de donde saldrá cargado de endorfinas para todo el mes. Y es que en Barcelona hay museos para todos los gustos y colores.