El vanguardismo de Olga Karput

En el año 2009, en pleno corazón de Moscú, tuvo lugar la inauguración de la boutique conceptual Kuznetsky Most 20. El salón de exposición de esta marca de ropa cambió completamente la forma de ver la moda de los moscovitas. Olga Karput, fundadora de la firma KM20, tomó un camino atrevido al no tratar de imitar a los pesos pesados de la alta costura, optando por presentar al público de la capital rusa nuevos y esperanzadores nombres en la industria de la moda. Es precisamente en KM20 donde fueron presentados por primera vez Raf Simons, Lemaire, J.W. Anderson, Marques’ Almeida y Yeezy. En su tienda, Olga mezcla muy hábilmente marcas de moda internacionales como Maison Margiela, Vetements o J.W. Anderson, presentando creaciones de diseñadores rusos, en los cuales ha depositado su plena confianza.

Desde la mismísima apertura, KM20 ha sido considerada la principal tienda conceptual de ropa de Moscú, donde se pueden adquirir las prendas más interesantes de diseñadores jóvenes y famosos, últimas colaboraciones, nuevos gadgets y revistas más recientes.

A su vez, KM20 es mucho más que una simple tienda de moda con una excelente selección de ropa de marca. Durante todo el año allí se llevan a cabo exposiciones y conciertos, y el propio espacio de la tienda es móvil, abarcando una boutique, cafetería y hasta un espacio para poder jugar al ping-pong. El proyecto ha sido criticado en repetidas ocasiones debido a su diseño inusual. Sin embargo, la dueña de la tienda conceptual se mantiene tranquila al respecto. El equipo que inauguró la tienda no tenía absolutamente ninguna experiencia en el sector minorista; y por ello, una gran mayoría de las decisiones se tomaban de forma intuitiva y sin recurrir a la experiencia con la que contaban otros. De hecho, el enfoque por las adquisiciones también es muy inusual. Cada temporada la compra de los artículos de moda y marcas cambia flexiblemente. En KM20 solo se encuentran prendas interesantes, que se venden por sí solas. A lo largo de su existencia, el showroom ha logrado resultados prometedores, ofreciendo un enfoque creativo a la hora de seleccionar los modelos. La prensa internacional siempre incluye a Kuznetsky Most 20 en los rankings y recopilaciones de las mejores tiendas conceptuales del mundo. Sin lugar a dudas, la boutique se lo debe en primer lugar a su creadora.

La estrella rusa del estilo urbano Olga Karput siempre luce a la última, brindando a la vez un toque irónico a sus atuendos. Su estilo es complejo e intrincado, y en su base se hallan combinaciones paradójicas.

En el artículo sobre el sector retail ruso, la editorial ‘Amuse’ apodó el estilo de Olga con la expresión “East meets West” (El encuentro entre Oriente y Occidente). Esta expresión le agradó a la fundadora de la KM20. Anteriormente, ella siempre bromeaba sobre su estilo tildándolo: Deporte + Moda.

Karput combina hábilmente sudaderas y joyas lujosas, apareciendo así también en los eventos socialite. Las sudaderas del armario de Olga no son simples, sino de marca. Por ejemplo, la firma Vetements creó especialmente para ella una sudadera, en la cual aparece el apellido de la creadora escrito en el pecho, en vez del logotipo de la propia marca.

En cuanto a la joyería, Olga Karput siente debilidad por los anillos masivos. Para el uso de diario ella combina chándales con cazadoras y camisetas con estampados divertidos. Y la verdad es que le queda fabuloso.

Olga Karput también es una gran admiradora de los pijamas, aunque no los de dormir, apareciendo así incluso en las reuniones más importantes. Pero en su look también tiene cabida la feminidad: ella opta por pantalones, faldas y vaqueros de cintura alta.

En cuanto a los clásicos, Olga cree que una de las prendas más indispensables de cualquier armario son los abrigos de color beige, así como jerséis negros básicos de cuello alto, capaces de matizar atuendos especialmente llamativos.

En el armario de Olga Karput, una de las mujeres más influyentes de Rusia y, por qué no, la industria de la moda internacional, siempre habrá lugar para las prendas llamativas y chic que no sean vulgares y que estén llenas de autoironía.

Olga no se interesa por el vanguardismo ni el arte que carezca de sentido. En la base de su showroom KM20 predomina la calidad, la determinación por las marcas nuevas y la predicción de las tendencias mundiales. Según ella, actualmente esta es la actitud más adecuada en pro de la moda y la industria de la alta costura en general.