Pendientes ear cuff: el trending topic de esta temporada

La Semana de la Moda de París es un evento espectacular para la industria de la alta costura. Cada uno de los atuendos, adornos o accesorios que han tenido el privilegio de ser expuestos allí son considerados una obra de arte. En París solo participan los pesos pesados de la industria con sus espectaculares desfiles. Los diseñadores de la actualidad tratan de presentar sus fantasías al mundo de la alta costura siguiendo las reglas tradicionales.

En los últimos años, cuando se trata de adornos nuevos, los diseñadores optan por los clásicos, sirviéndolos con una “salsa” nueva.

¿Se acuerdan cuando el año pasado las gargantillas eran los accesorios de tendencia principal para la temporada otoño-primavera? Y no se trataba de simples cintas negras alrededor del cuello, sino que se ofrecían para todos los gustos y colores, y, naturalmente, al estilo contemporáneo: cintas amplias y estrechas de seda, complejos collares de metal de aleación, cadenas y cuero, adornadas con estrás, perlas o incluso diamantes. Pues esta primavera la historia se repite, solo que ahora lo que les fascina a los diseñadores, las It Girls y las fashion bloggers son los pendientes ear cuffs. Su popularidad no se debe únicamente a su belleza y diseño inusual, sino también a la comodidad, ya que con los ear cuffs las orejas no se cansan porque la presión es mínima. Los ear cuffs no se caen ni estiran la oreja, no suelen requerir perforaciones y se sujetan a cualquier parte de la oreja.

Los pendientes ear cuff no son ninguna novedad. En los museos del mundo se conservan varios pares de ear cuffs de oro de distintos períodos de la antigüedad. Por ejemplo, en el Hermitage de San Petersburgo se conserva un ear cuff con cabeza de león que data del siglo VI a. C.

Asimismo, en la reserva federal de diamantes de Rusia se encuentran unos pendientes ear cuff del siglo XVIII, y el arco detrás de la oreja se utilizaba para no estirar los lóbulos de la oreja con pendientes pesados compuestos de decenas de gemas.

Los ear cuffs volvieron a ponerse de moda a mitades del siglo pasado a raíz de la renovada moda por la feminidad y el lujo tras la finalización de la guerra, y además gracias a la producción en masa de joyería asequible. A menudo se suele emplear un arco de fijación detrás de la oreja que permite adornar la sien y el lóbulo de la oreja por una gran cantidad de gemas pero sin estirar la oreja. Una de las grandes admiradoras de estos adornos era Marilyn Monroe, haciendo que los ear cuffs se conviertan en un símbolo de las fiestas bohemias. Los ear cuffs en forma de anillo con colgantes a mitad de la oreja eran muy populares en los años 1980, y se siguieron llevando en la década de los 1990 gracias a la popularidad de la serie Star Trek.

Los ear cuffs no ceden posiciones en el mundo de la moda, a veces se les presta más atención, a veces menos. Y este 2017 vuelve a ser su momento. Esta temporada los diseñadores ofrecen combinaciones de pendientes clásicos con ear cuffs. Y en esta ocasión, al igual que ocurrió con las gargantillas el año pasado, se ofrecen para todos los gustos y colores: minimalistas, enormes, al estilo de la realeza, ingeniosos y vanguardistas. Este tipo de pendientes lucen mejor con peinados altos y cabellos recogidos en una coleta.