RAMÓN MONEGAL

RAMÓN MONEGALHablar de Ramón Monegal es hablar de uno de los olfatos más prodigiosos de nuestro país. Dio sus primeros pasos en la empresa familiar de sus padres, la perfumería Myrurgia. Allí realizó su primer perfume Alada. A partir de ese momento comenzó a labrar su propio camino en busca del perfume perfecto, estudiaría en las academias perfumistas parisinas y volvería a España para crear perfumes como Azahar, Vetiver o Agua Fresca. Ahora decide dar el salto en solitario creando su propia firma: Ramon Monegal, toda una oda al perfume de autor, solo para los más sibaritas que tienen en el número 3 de la barcelonesa calle de Calver un templo para sus olfatos.