Salvador Dalí

Salvador DalíSalvador Dalí es probablemente uno de los más sorprendentes y alucinantes artistas en la
historia del arte. Su extraordinaria producción artística admira, hipnotiza, y atrae a su natal
Cataluña a los apreciadores del arte de todo el mundo.
Los sitios natales del artista, en los que él se encontró con su musa absoluta Gala, que se
convirtió en una fuente interminable de su inspiración; están presentes en muchas
pinturas del artista, incluso en las más surrealistas. El acantilado rocoso y el mar azul de
su querido Cadaqués es un paisaje imposible para dejar sin que sea apreciado, duna vez
visto; porque se entiende enseguida el amor tan sincero que tenía el artista hacia estos lugares.
Hoy en día esta región española conserva tres increíbles casas museos del artista famoso: el teatro museo de Dalí en Figueras, la casa museo de Salvador Dalí en Portlligat, y el Castillo Gala en Púbol.
El teatro museo de Dalí en Figueras es uno de los museos más visitados en España, y la obra surrealista más grande en el mundo. Es el regalo del gran artista a la ciudad por la petición del alcalde en el 1961. Como siempre tan extraordinario, en vez de otorgar a la ciudad una de sus pinturas, Dalí preparó una alucinante sorpresa, y decidió regalarle un teatro museo. Se abrió oficialmente el 28 de septiembre del 1974. A parte de los cuadros, los visitantes del museo pueden conocer en total 1500 obras expuestas allí, entre las cuales hay sus experimentos con galografías, esculturas, instalaciones, fotografías, y pinturas espectroscópicas dobles. Además en el museo están guardados también los trabajos de otros artistas, y la colección privada de Dalí de las obras de El Greco y Marcel
Duchamp. El segundo sitio simbólico es el museo de Salvador Dalí, ubicado en una pequeña aldea Portlligat, al norte de Cadaqués; en la misma casa donde vivía y creaba el artista. Originalmente era una pobre casa de pescador, que, con el tiempo, invadió los edificios al lado, y se convirtió en un laberinto de escaleras, pasillos, habitaciones y salas. Es un reflejo real de la imaginación surrealista del creador. Para el público la casa museo está abierta a partir del 1997. Y, finalmente, hay el Castillo Gala en Púbol, que fue un increíble regalo a su esposa Gala, para agradecerla por la inspiración y el suceso; y una declaración de su gran amor. Este castillo medieval del siglo XII está guardando el interior diseñado por el propio artista, sus pinturas, fotografías, artículos de hogar proyectados por el gran surrealista, y otras cosas de importancia, que representan la producción artística del creador. Cabe destacar el
interesante jardín cerca del castillo, que parece tan largo, pero, en realidad, es un engaño óptico, una ilusión creada por Dalí como uno de sus experimentos surrealistas más. La visita de los sitios tan emblemáticos, estrechamente vinculados a la figura y la producción artística de uno de los más notables artistas; será una perfecta adición a
cualquier viaje a España, que permitirá temporalmente desaparecer del mundo real, y penetrarse en el mundo de ilusiones y magia.