Sochi, la ribera rusa

Del 14 de junio al 15 de julio de 2018 Rusia acogerá la Copa Mundial de Fútbol FIFA 2018.Revista Rusa continúa con su serie de artículos sobre las ciudades organizadoras de la Copa del Mundo 2018. En esta ocasión hablaremos de Sochi, la ciudad de vacaciones más moderna de Rusia.

La ciudad está situada a los pies de las montañas del Cáucaso, y se estira a lo largo de más de 140 kilómetros de la costa del mar Negro. El clima subtropical del resort ganó mucha popularidad entre los turistas, ya que el paisaje único de los alrededores de la ciudad permite practicar tanto deportes de invierno como de verano. Además, Sochi es el mejor resort de Rusia, que aúna el ocio en la playa y la montaña.

Los principales atractivos de Sochi

Sochi no solo es el resort más importante de Rusia y un centro de esquí moderno, sino también un importante puerto marítimo. El edificio de la Estación marítima, que actualmente se ha convertido en un centro comercial y de entretenimiento, comenzó a construirse a mediados del siglo XX según el proyecto de los arquitectos Karo Alabyan y Leonid Karlik. Y la decisión sobre su edificación la tomó el propio Stalin durante los últimos años de su regencia. Por ello, la Estación marítima se construía como si de un palacio se tratase: posee una majestuosa columnata, galerías abiertas, escaleras y arcos amplios, así como una torre de 70 metros de altura acabada en punta. La torre se divide en tres niveles, y su conjunto escultórico está adornado con las figuras de unas jóvenes, que simbolizan las estaciones del año, unos hombres, que representan los puntos cardinales, y unos delfines: un símbolo de la riqueza de la costa del mar Negro.

A 1,5 kilómetros de la Estación marítima se encuentra la Estación de ferrocarriles, cuya torre se convirtió en todo un emblema de la ciudad. La Estación de ferrocarriles de Sochi fue edificada en la década de los años 1950, y su arquitecto fue Alexey Dushkin. Sus paredes blancas, arcos altos, columnas de mármol, decoración en estuco, y las puertas de madera maciza y patios interiores con fuentes y flores hacen de la estación de Sochi verdaderamente única, si no mencionamos, claro está, su estación “gemela” de Simferópol, otro proyecto del mismo arquitecto. Lo curioso es que, en ambos proyectos, Alexei Dushkin cometió el mismo “error”, al colocar en los relojes de las torres los signos del zodiaco en un orden aleatorio.

El Teatro de invierno apareció en Sochi en el año 1937 y se convirtió en una de sus tarjetas de visita. Se trata de un edificio verdaderamente hermoso, uno de los monumentos arquitectónicos más emblemáticos de Rusia, el cual fue diseñado por Konstantin Chernopyatov. Además, el teatro se ve inusualmente majestuoso gracias a las 88 columnas que lo rodean.

La Plaza del teatro, que se halla justo enfrente del Teatro de invierno, es uno de los principales lugares para la celebración de eventos. Desde la plaza dan comienzo las distintas procesiones festivas y los desfiles del 1 de mayo, así como el Día de la Victoria, y sobre el escenario, el cual se instala en los grandes peldaños del teatro, actúan los artistas. La fiesta más famosa que se celebra en la plaza se lleva a cabo en los días del Festival Internacional de Cine Kinotavr. Allí se extiende una alfombra roja, sobre la cual desfilan las celebridades del cine ruso e internacional de camino al teatro y las respectivas salas de proyección, donde se presentan las distintas películas al aire libre.

La Catedral del Arcángel Miguel es la primera catedral ortodoxa en la región del mar Negro. Su construcción comenzó en 1874, pero debido a las dificultades de financiamiento, la edificación finalizó tan solo 16 años después. Para la erección de la catedral se emplearon las rocas de los muros de la fortaleza militar Alejandría, a partir de la cual comenzó a construirse la ciudad de Sochi y cuyas ruinas se pueden apreciar a escasos metros de la catedral.

El Chalé de Iósif Stalin, regente de la URSS entre los años 1922-1953, fue construido en el año 1937 en Sochi según el proyecto del arquitecto Myron Merzhanov, el autor del chalé en Bocharov ruchey y el sanatorio Voroshilov de Sochi. Stalin prefería pasar sus vacaciones en el chalé en otoño, y su familia en verano. Asimismo, allí también es donde tenían lugar las reuniones del dirigente soviético y los jefes de otros Estados.

Los alrededores de Sochi

El singular paisaje montañoso y la magnífica naturaleza de la ciudad y sus alrededores permiten viajar activamente. En el Parque nacional de Sochi existen decenas de senderos y rutas de diversa dificultad y duración. En el territorio del parque está prohibida cualquier actividad humana. Allí fluyen cerca de 40 ríos y arroyos, y las más de 100 cascadas con una altura de entre 2 y 73 metros hacen que el paisaje sea aún más pintoresco. En el territorio del parque se encuentran cerca de 200 cuevas kársticas, una parte de las cuales son materia de estudio e investigación científica. Tal vez las cuevas Vorontsovsky son las más famosas de todas, además de contar con las aglomeraciones subterráneas más grandes del Cáucaso. La diferencia de altura en estas cuevas es de unos 240 metros, y parte de las cavidades kársticas están llenas de agua.

Copa Mundial de Fútbol Sochi 2018

En febrero-marzo del año 2014 en Sochi se celebraron los Juegos Olímpicos y los Juegos Paralímpicos de invierno. Estas competiciones han transformado la ciudad, jugando un papel importante en el desarrollo socio-económico, cultural y ambiental de la región. Gracias a la celebración de estos eventos la ciudad ha heredado una nueva infraestructura: un aeropuerto renovado, nuevas carreteras y vías de ferrocarril, una estación central y decenas de hoteles modernos. El Parque olímpico de Imeretinskaya ahora acoge regularmente importantes torneos nacionales e internacionales, entre los cuales además figura el Gran Premio de Fórmula 1 de Rusia, cuyo estreno tuvo lugar en octubre de 2014. Dicho en otras palabras, Sochi se ha convertido en el lugar idóneo para la celebración de un torneo de la magnitud de una Copa Mundial de Fútbol.

Entre los complejos deportivos construidos para los Juegos Olímpicos de Sochi destaca el Estadio Olímpico Fisht, ya que este es el complejo más grandioso de todos. Este estadio fue construido especialmente para las ceremonias de apertura y clausura de los Juegos Olímpicos, así como la ceremonia de entrega de los premios.

El responsable de supervisar las obras fue el arquitecto australiano Damon Lavelle, conocido como el autor del proyecto del estadio principal de la Copa del Mundo de 2010 en Johannesburgo.

El estadio le debe su nombre a la cima de la montaña homónima, que se encuentra en la parte occidental de la cordillera principal del Cáucaso (traducido del idioma adigué, la palabra “fisht” significa “escarcha blanca”). Es decir, la idea del arquitecto era que el techo que cubre el estadio debía recordar a la cima nevada de la montaña.

Los espectadores del estadio se acomodan en cuatro tribunas. Las dos tribunas laterales están cubiertas por un material especial semitraslúcido hecho de policarbonato, y las otras dos tribunas, situadas en los extremos del estadio, permanecen abiertas.

El estadio se ideó para tener una capacidad de 40 mil espectadores para los Juegos Olímpicos, 45 mil para los partidos de fútbol de nivel internacional y 25 mil espectadores para los espectáculos de menos relevancia. El Estadio olímpico es uno de los que acogerá la Copa Mundial de Fútbol 2018, y, además, en su campo se disputó la final de la Copa Confederaciones 2017.