VICTOR BOKAREV ARTE RUSO ABSTRACTO

Nuestro interlocutor es autor de los cuadros donde se entrelaza realismo y misticismo. Sus obras se encuentran al límite entre la realidad y la ficción. Cuando miras sus cuadros, se dispara el motor de las asociaciones metafóricas y se excita la imaginación. Viktor Bokarev, es uno de los más conocidos y populares pintores abstractos rusos y miembro de la Unión de los Pintores de Rusia. Sus trabajos están presentes en las exposiciones permanentes de los museos de diferentes países y en las colecciones privadas.
– Viktor Stepanovich, ¿dónde se encuentra su primer cuadro? ¿Usted recuerda cómo lo hizo?

– Mi primer cuadro lo pinté a orillas del rio Moscú, cerca de la casamuseo Arkhangelskoye. Era un paisaje, seguramente no estuvo mal, pero lamentablemente, se quedó impreso en el abrigo de astracán de una mujer desconocida, en un autobús lleno de gente. Yo sostenía el cuadro en mis manos, el óleo todavía estaba fresco, y al empujarme alguien lo estampé contra la mujer…
– Entre los intelectuales es imposible encontrar a alguien quien no esté familiarizado con los clásicos de la pintura rusa. ¿Mundialmente tienen reconocimiento las obras de arte contemporáneo de artistas rusos?

– Sin duda, son muy conocidos algunos artistas de los años 60-70, sus obras llegaron a Occidente en los tiempos soviéticos: Tselkov, Nemuhin, Bruskin, Zverev. Sobre los pintores contemporáneos rusos saben más de su participación en los salones internacionales de arte. Normalmente es un círculo muy reducido de profesionales y coleccionistas.
– ¿Por qué se expresa en el arte abstracto? ¿Qué le atrae de este tipo de arte?

– Ya en la antigua China escribían tratados sobre cómo pintar los lienzos. Resulta que el artista no tiene porque copiar la realidad, ya que eso es lo que todos pueden ver. El artista debe crear una obra que sea capaz de llevar a la meditación, o despertar algún sentimiento especial en el espectador. Arte Abstracto no es literatura, que da al espectador una historia y un héroe, es el arte puro, que permite al artista expresar abiertamente sus emociones y despertarlas en otros, como la música. Ella es capaz de desarrollar la imaginación y liberarla. Por cierto, yo fui el primer artista ruso, cuyas obras se publicaron en la “Biblia del arte abstracto moderno”, publicado en París en 2008.
– Usted realizó exposiciones individuales en Rusia, Alemania, Italia, Austria, Francia…¡casi por toda Europa! ¿Cuáles han sido los comentarios que más le han emocionado?

– Las opiniones eran diferentes, pero en su mayoría positivas. El mejor cumplido lo escuché en boca de la ex_viceembajadora británica en Moscú, que adquirió algunos de mis cuadros y los colgó en su residencia en Moscú. Por cierto, además de las exposiciones, también participé en una serie de subastas de caridad. La última fue en junio en Moscú,Duma’sDream y se llevó a cabo con la participación de la casa de subastas Christie’s. Los fondos recaudados se destinaron para ayudar a los niños enfermos en Rusia.
– Sus obras están presentadas en exposición permanente en museos y colecciones privadas. ¿Dónde se pueden visitar?

– En el Museo de Arte Moderno de Moscú, en el Instituto de Estudios de Arte, en el Centro Cultural Ruso en Munich y en Cairo, en la colección de la revista «Galería Rusa», además de colecciones privadas y corporativas en Rusia y muchos otros países – Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania, Suecia , Taiwán y Corea.
– ¿Recuerda su primer viaje a España? ¿Qué le sorprendió y qué le sigue sorprendiendo a día de hoy en su visita a Barcelona?

– Fue en la primavera de 1990. El mayor recuerdo fue la sensación de fiesta permanente: el sol, la gente sonriente y amable, esto se mantiene. Y, por supuesto, la arquitectura y el arte – Modernismo, Gaudí, Dalí y Picasso.
– ¿Los coleccionistas de Rusia y España muestran un gran interés por sus obras?

– Desde luego en Rusia me conocen mejor. Allí, mis cuadros no sólo los compran, sino que los coleccionan y siguen mi trayectoria. Para mí esto es muy gratificante, porque cada artista crea su propio mundo, que a menudo tan sólo él entiende. Ahora bien, nadie quiere estar solo en el mundo, porque este mundo es el alma del artista y con los ojos del espectador se expande.